Los primeros supermercados empiezan a racionar la leche por la falta de suministros Los supermercados reciben productos frescos en mal estado porque los camiones pasan varios días parados Los camioneros siguen de huelga y dan un plazo de dos días al Gobierno para que les dé una solución
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Desabastecimiento de leche

La escasez en los supermercados de leche se agrava por el impacto de la huelga de los camioneros. Las cadenas de distribución ya reciben un 50% menos de producto que antes de la paralización de la actividad de los transportistas. Una situación que ha provocado el cese de la producción de algunas de las plantas de Danone, Lactalis o Nestlé, aunque el problema se encuentra en las explotaciones ganaderas donde se están derramando litros y litros de leche ante la imposibilidad de almacenarlos durante más de cuatro días. Tras dos semanas de paro, el sector avisa de que el estado de la cadena de suministro ha empeorado y va camino del «colapso total».

Así lo han confirmado fuentes del sector de la distribución en conversaciones con este diario que han explicado que «los supermercados están recibiendo entre un 40% y un 50% menos de leche por el paro de los transportistas, aunque cabe destacar que la escasez de producto está afectando más a unas comunidades que otras, como es el caso de Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura y Andalucía donde la cadena de suministro está muy tensionada».

«Los niveles de abastecimiento de leche podrían empeorar en los próximos días si continúa la paralización de la actividad de los camioneros. De hecho, ya hay cadenas de distribución que están limitando la compra de este producto a seis unidades -este es el caso de Consum, tal y como avanzó OKDIARIO-. Una medida a la que se podrían sumar más compañías por la escasez de producto en el mercado», anuncian.

A la falta de suministro de leche por la huelga de los camioneros, hay que sumar el acopio de alimentos que están realizando los consumidores por el miedo a quedarse con la nevera o la despensa vacía. Una histeria que recuerda a la que se produjo con el papel higiénico al inicio de la pandemia y que rápidamente se contagió a otros productos como la harina, la levadura o el café.

«La situación ha empeorado en los últimos días y ya hay un riesgo claro de colapso de la cadena de suministro, ya que están comenzando a afectar al aprovisionamiento de materias primas esenciales para sus productos como leche entera o nata», puntualizan

Sin leche en los supermercados

Desde la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) explican que «en estos momentos, el sector está sufriendo dificultades como el abastecimiento de materias primas en las fábricas de piensos, la paralización de la recogida de la leche de las granjas o el cerrojazo de los almacenes de las industrias agroalimentarias, que no pueden sacar su producto hacia la distribución». «Hay riesgo de colapso», concretan.

«Nuestra prioridad, ahora, es que se recoja el producto de las fábricas que están al máximo de su capacidad», aseguran. No obstante, otro de los problemas es que no están llegando botellas de plástico a las factorías para proceder al embotellamiento y distribución del producto, lo que ha llevado a empresas como Danone, Lactalis o Nestlé a parar sus producciones. El sector lácteo no es el único que está sufriendo las consecuencias directas del paro de la actividad de los camioneros, también Calvo o Heineken se han visto obligadas a paralizar su actividad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas