Se trata de los Maranzana, quienes decidieron lanzar su emprendimiento de ecoturismo, El Bajo. Está ubicado en La Paquita, a 60 km de Miramar. Ofrecen cabalgatas, avistaje de aves y caminatas guiadas.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ángel “Patucho” Maranzana tiene más de 60 años y hace unos meses que tomó una decisión: dejar de lado lo que había hecho toda su vida para emprender algo nuevo.

Él, junto a toda su familia, solían vivir de un tambo que decidieron alquilar y dedicar sus días al turismo. Hoy, después de algunos meses, empezaron a recibir las primeras visitas a El Bajo, su emprendimiento de ecoturismo en La Paquita, una localidad a 60 km de Miramar de Ansenuza.

Este lugar es un rincón bien campestre a donde los turistas podrán entrar en contacto con la vida agrícola de la zona. En el lugar, el visitante podrá recorrer la granja, hacer cabalgatas o caminatas hasta la laguna y disfrutar de un rico asado de campo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por El Bajo (@elbajo.lpq)

“Patucho” es un verdadero personaje del lugar. Tiene miles de anécdotas para contar y lo hará con gusto mientras conduce una antigua jardinera.

El atardecer sobre la laguna Mar Chiquita es único. El turista puede elegir recorrer el sendero a caballo, en bici, en jardinera o a pie. Son unos 3 km y el premio final son los colores de los que se pinta el cielo.

Al regreso, habrá un rico asado de campo con ensaladas, pan casero y vino. También habrá show en vivo de folclore y algunas otras bebidas como Fernet con coca.

El Bajo es un emprendimiento 100% familiar y ese es su distintivo: la calidez de una familia que abre las puertas de su casa para recibir visitas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas