La Serenísima fue creada por Mastellone Hnos, y se transformó en un ícono con sus yogures, dulce de leche, postres y sachets. Orígenes, sociedades y reestructuraciones de una marca histórica de la industria nacional.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La Serenísima fue creada por Mastellone Hnos, y se transformó en un ícono.
La Serenísima fue creada por Mastellone Hnos, y se transformó en un ícono.

Antonino Mastellone nació en 1899 en el municipio napolitano de Piano Di Sorrento. Ahí su familia se dedicaba a la elaboración de quesos y él aprendió este oficio. Con 26 años decidió mudarse a la Argentina en busca de oportunidades y pronto consiguió trabajo en una compañía láctea en Junín. Ahí su apellido se transformaría en ícono de una industria.

 

Antonino Mastellone, fundador de La Serenísima

 

Según el libro La Provincia Ganadera, de Juan Carlos Pirali, Mastellone luego ocupó un puesto en un frigorífico cuyo dueño también era oriundo de Nápoles. Al conocer la historia de Antonino, detalla, su compatriota le prestó una casa en General Rodríguez para que arme su proyecto.

Durante la Primera Guerra Mundial, una escuadra italiana llamada “La Serenissima” sobrevoló Viena con la misión de bombardear la ciudad, sin embargo, en lugar de explosivos, lanzaron miles de panfletos pidiendo por la paz. Esto, aseguran desde la empresa, inspiró a Mastellone para darle ese nombre a su emprendimiento en 1929.

Al principio elaboraba ricota, mozzarella y otros quesos, que luego vendía en la zona portuaria y en el barrio de San Telmo. Sus principales clientes eran los propios inmigrantes europeos que ya conocían y consumían ese tipo de productos. En 1935 Mastellone adquiere un camión usado y este se transforma en la base de lo que luego sería la flota de distribución de la empresa.

En 1952, con 21 años, Pascual Mastellone asume la dirección de la compañía tras la muerte de su padre, Antonino. Durante su (largo) mandato se produjo la gran expansión de la firma dentro de la industria láctea: empezaron a procesar leche pasteurizada (1961), lanzaron su línea de yogures (1963) y dulce de leche (1967) y reemplazaron la botella por el sachet (1968). Luego, en los 70, inauguraron su planta de leche en polvo e iniciaron la producción de manteca, la cual antes se fasoneaba.
Pascual Mastellone presidió la empresa entre 1952 y 2013.

 

SU VÍNCULO CON DANONE

La relación entre Mastellone y Danone comenzó en 1995 cuando firmaron una alianza para elaborar, vender y distribuir yogures y postres bajo la marca La Serenísima. Poco después, la compañía francesa se quedó con ese vertical apoyándose en la capacidad de producción de la firma con sede en General Rodríguez.

Varias veces se habló de la posibilidad de que Danone se quede con la mayoría accionaria de Mastellone. En 2009 ambas empresas aseguraron haber mantenido conversaciones, no obstante, Don Pascual decidió seguir al frente de la firma fundada por su padre. En ese momento las restricciones a los aumentos de precios erosionaban sus números y cargaban en su espalda con una deuda de u$s 230 millones en ON. Incluso durante su campaña como candidato a diputado nacional, el expresidente Néstor Kirchner prometió un salvataje de la compañía en caso de ser necesario.

La deuda fue una de las grandes cargas de Mastellone Hnos a lo largo de su historia. Durante el mandato de Raúl Alfonsín entró en concurso de acreedores y estuvo al borde de la quiebra. A comienzos de 2002 Danone le otorgó un préstamo por sus problemas en el flujo de caja. Y tuvo que arremangarse para negociar reestructuraciones en 2004, 2014 y 2021 para descomprimir su situación financiera.

 

DE FAMILIA EN FAMILIA

Pascual Mastellone se mantuvo como presidente de la empresa hasta 2013 cuando le otorgó el mando a su mano derecha y vicepresidente, José Moreno. El ejecutivo ocupó esta silla hasta 2018 cuando se retiró y fue reemplazado (hasta hoy) por Carlos Agote, representante de uno de los accionistas de la firma, el fondo Dallpoint. Don Pascual murió en 2014 a los 84 años.

 

Mastellone Hnos recibe 3,4 millones de litros de leche por día, según el último reporte de OCLA

 

En 2015 otra familia de largo recorrido en el negocio alimenticio argentino se sumó a la estructura accionaria de la empresa láctea. La cordobesa Arcor ingresó en 2015 y actualmente maneja un 49% de la compañía con la opción de quedarse con su totalidad hasta 2025.

Pero la unión entre ambas empresas no consistió simplemente en una inversión, sino que también se produjo una sinergia. Desde entonces lanzaron una línea de dulce de leche crossbrand con Águila y Chocolinas, además de una versión de la polenta Presto Pronta para preparar con leche y puso un pie en el vertical de bebidas vegetales. Incluso Arcor expandió los productos La Serenísima al mercado boliviano como su importador oficial.

Si bien siempre estuvo en los primeros puestos dentro del negocio lácteo, con la crisis de SanCor logró incrementar su participación. Según el último reporte de OCLA, Mastellone Hnos recibe 3,4 millones de litros de leche por día y ostenta una participación del 10,8% en un mercado muy atomizado. 

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas