El Juzgado Nacional de 1ra Instancia del Trabajo N°69 dio lugar al pedido de medida cautelar presentado por los trabajadores de Lácteos Vidal, industria lechera ubicada en Moctezuma, localidad de Carlos Casares.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
El Juzgado Nacional de 1ra Instancia del Trabajo N°69 dio lugar al pedido de medida cautelar presentado por los trabajadores de Lácteos Vidal
El Juzgado Nacional de 1ra Instancia del Trabajo N°69 dio lugar al pedido de medida cautelar presentado por los trabajadores de Lácteos Vidal

La noticia trascendió horas después de que se conociera que los dueños de la empresa, por medio de su representante, Arturo Diaz, contrataron y siguen contratando nuevo personal para reemplazar a quienes cesaron tareas en defensa de sus derechos.

En cuanto a ello, la cautelar es bien clara. La empresa “en el marco del presente conflicto deberá abstenerse de contratar trabajadores en reemplazo de los huelguistas”, es decir de practicar el esquirolaje. Además, deja establecido que deberá “abstenerse de innovar en los contratos de trabajo de quienes participan de la medida”, debiendo para el caso en que se hubiese producido alguna desvinculación por ese motivo, proceder a la inmediata reincorporación.

Ello porque el pasado 19 de agosto la patronal envió cartas documentos a los trabajadores para que retomen sus puestos en la planta. “La intimación que la demandada cursó resulta violatoria del derecho de huelga y de la libertad sindical” expresa el documento judicial. Asimismo, aclara que las intimaciones entregadas por correo resultan contradictorias porque es “evidente que un trabajador que ejerce el derecho de huelga, constitucionalmente protegido por el art. 14 bis de la Constitución Nacional, no está desinteresado del vínculo que lo une con la empresa, sino que pretende su mantenimiento en mejores condiciones”, condiciones que la empresa no ha demostrado la voluntad de cumplir en ninguna de las instancias de negociación.

Por otra parte, en la medida cautelar se aclara que, como se acató el procedimiento de conciliación obligatoria no cabe “calificar de ilegal a la huelga declarada por los trabajadores con el aval del sindicato que los representa”, Atilra, a través de su secretario Gremial, Heber Rios.

La verdad, más temprano que tarde, siempre triunfa. Desde que inició la medida se dijeron muchas cosas para correr el eje de la discusión. La realidad es que los trabajadores decidieron parar para defender lo que por derecho les corresponde. Nada más. Y la organización sindical está para garantizar que eso se cumpla, que la empresa se ajuste a lo que dictan las leyes y que los compañeros, en condiciones dignas, con una justa retribución por lo que hacen, sin hostigamiento, sin persecuciones, puedan volver a trabajar, que es en definitiva lo que más quieren” expresó Rios a este medio.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas