La empresa de Taboada le reclamaba 6,7 millones de euros a los asturianos y les acusaba de haber entrado en concurso de acreedores por no haber cumplido un acuerdo con ellos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La sede de Capsa en Lugo. CEDIDA

Por segunda vez, la Justicia le da la razón a Capsa (propietaria entre otras marcas de Larsa y Central Lechera Asturiana) en su batalla legal contra Lácteos Casa Macán. El origen del conflicto data del año 2016, cuando Casa Macán denunció a los asturianos por haber incumplido un contrato que les llevó a entrar en ley concursal. Este acuerdo establecía las condiciones para que la firma lucense elaborase leche fresca y quesos con denominación de origen. En enero de ese año, sin embargo, Capsa decidió rescindir el acuerdo, lo que dio origen a la demanda en el juzgado.

En un primero momento, este emitió un auto que obligaba a Capsa a reanudar su contrato con la firma lucense, pero, en el 2018, el juzgado admitió las reivindicaciones del grupo lácteo y lo condenó solo a pagar 27.204 euros en concepto de liquidación del acuerdo. Ahora, tras haber interpuesto Casa Macán un recurso de apelación en la Audiencia Provincial de Lugo, la Justicia le ha vuelto a dar la razón a los asturianos. Además, serán los lucenses quienes tendrán que abonar los costes de la apelación.

En el auto de la sentencia, la jueza explica que una de las principales razones de que se haya desestimado el recurso de Casa Macán es que, «al no constar la autorización de la Administración Concursal para interponer el recurso de apelación que se somete a consideración de este Tribunal», es el propio Tribunal quien no puede «resolver» el recurso. Literalmente, explica que «la falta de legitimación para recurrir es un defecto cuya apreciación por el tribunal de apelación le impide entrar a resolver sobre los motivos del recurso».

Tras la primera ocasión en la que los juzgados les dieron la razón, desde el grupo Capsa quisieron dejar claro que «el juzgado absuelve íntegramente a Capsa de abonar la millonaria indemnización de 6,7 millones de euros reclamada por Lácteos Casa Macán». Añadieron, además, que «queda acreditado que todas las manifestaciones vertidas por Lácteos Casa Macán eran completamente infundadas, falsas y carentes de rigor y contenido, por lo que Capsa estudiará el ejercicio de acciones legales contra su administrador».

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas