Descubre algunos de los mitos y verdades más comunes sobre los lácteos, te sorprenderá que no todo es lo que parece.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los lácteos son tan versátiles que su incorporación en la alimentación diaria es relativamente sencilla. La Academia Nacional de Medicina de México y la Asociación Americana de Diabetes recomiendan el consumo de dos porciones de productos lácteos en una dieta equilibrada. Una porción de lácteo equivale a 240 mililitros de leche, tres cucharadas de leche en polvo, 240 mililitros de yogur y 30 gramos de queso.

Una manera para poder garantizar que estamos comprando productos lácteos de buena calidad, es buscando el sello de Real California Milk, un distintivo amarillo que tienen algunos productos en el empaque. Este sello avala productos 100% naturales elaborados con leche real de California.

Debido a lo polémico que puede resultar el consumo de lácteos, aquí te desmentimos algunos mitos sobre ellos.

Mitos y verdades sobre los lácteos

Mitos

La leche pasteurizada es mala para la salud

Falso. La leche pasteurizada no reduce el valor nutricional, pero sí aumenta la seguridad de su consumo, además no causa intolerancia a la lactosa y tampoco reacciones alérgicas. La leche es una fuente importante de proteínas, calcio y vitamina D.

Los quesos amarillos tiene más grasa

Falso. Los quesos amarillos tienen ese color debido a la caseína, una proteína de la leche , y por los carotenos de la vitamina A que aportan beneficios para el reforzamiento del sistema inmunológico y de la vista.

El yogur causa indigestión

Falso. El yogur es uno de los productos importantes que aportan probióticos al cuerpo, los cuales ayudan a mejorar la digestión de las personas, por eso es bueno consumirlos para reducir trastornos gastrointestinales como estreñimiento o hinchazón.

Verdades

Las leches fermentadas son buenas para la salud

Verdad. Este tipo de lácteos se obtienen de la fermentación de la leche a través del uso de microorganismos vivos. Algunos de estos lácteos son el yogur y el kéfir, los cuales se caracterizan por darle a las personas diversos beneficios a nivel gastrointestinal como los probióticos que ayudan a restablecer la flora intestina de nuestro organismo.

La leche en polvo aporta los mismos beneficios que la leche líquida

Verdadero. La leche en polvo se obtiene de la deshidratación de la leche y generalmente se presenta en forma de polvo o gránulos. Además de que tiene los mismos beneficios nutrimentales de la leche líquida, cuenta con larga vida de anaquel.

La mantequilla también es un lácteo saludable

Verdadero. La mantequilla se obtiene al batir la leche separando la grasa del componente líquido. Este lácteo es una fuente importante de vitamina A, D y E, así como ácidos grasos de cadena corta asociados con algunos beneficios para la salud.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas