Este año arrancó con 29.282 granjas de vacuno, tanto de leche como de carne | Se trata de la cifra más baja en la comunidad del último medio siglo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Un trabajador y vacas en una explotación gallega. | // BERNABÉ/GUITIER

Nadie duda de que el rural gallego es uno los grandes damnificados de las últimas crisis: la de 2008 y la que ha provocado el coronavirus. Se habla, se escribe y se cuenta lo mal que lo está pasando, pero es complicado hacerse una idea de lo que está padeciendo en realidad.

Cuando se ponen cifras a la crisis que viene sufriendo en los últimos años, esa realidad es aún más dura de lo que se preveía. La mitad de las explotaciones de vacuno que había en Galicia hace 15 años han echado el cierre. En una comunidad donde este sector es fundamental en su economía, 2021 arrancó con 29.282 explotaciones de vacuno –tanto de leche como de carne–, que son 28.752 menos que en 2005. Las casi 30.000 que había a comienzos de año es la cifra más baja desde que llegó la democracia. El mayor número se alcanzó en 1990 con algo más de 125.000. Desde entonces se ha producido un paulatino descenso que se ha acrecentado en las últimas dos décadas al encadenar 16 años de caídas.

La despoblación del rural ha provocado –y provoca– la falta de relevo generacional en muchas granjas, lo que unido a la crisis permanente en la que vive el campo y las pérdidas por los bajos precios de la leche han obligado a que desde 2005 dos millares de ganaderos echen el cierre cada año a sus explotaciones. Solo en los últimos cinco ejercicios se han perdido más de 7.000, según el Instituto Galego de Estatística (IGE).

Galicia, pese a ser la décima región europea productora de leche, es la comunidad donde menos se paga por ella. El pasado junio, con 32,5 céntimos el litro, cifra que se volvió a repetir en julio, marcó la cotización más baja este año.

¿A qué se debe esta situación? Una de las conclusiones de la Estratexia de Dinamización do Sector Lácteo Galego 2020-2025 elaborada por la Consellería de Medio Rural apunta a que según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) las explotaciones gallegas produjeron 2,8 toneladas de leche en 2019, que representan el 38,6% de todo el volumen estatal.

Las debilidades surgen, según este informe, por carencias del tejido industrial especializado en derivados simples de escaso valor añadido orientados al mercado español “y la incapacidad de transformar en Galicia toda la leche que se produce, cuestiones que explican en buena parte los bajos precios que reciben los ganaderos gallegos por la leche”.

Las 10.113 explotaciones de vacuno contabilizadas en la provincia de A Coruña y las 11.735 de Lugo suman el 74% del total. Pontevedra cuenta con 5.773 y Ourense, con 1.661.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas