Según Caprolecoba, en mayo había comenzado a crecer la producción, pero la sequía y las heladas afectaron el pastoreo, obligaron a recurrir a reservas, y bajó el rinde de las vacas en litros diarios.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Cámara de Productores de Leche de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba) dio a conocer su Panorama Lechero mensual, en el que advierte que la falta de lluvias y la sucesión de heladas ocurridas en el otoño, en el marco de la presencia del fenómeno La Niña, está impactando en la producción tambera.

“Desde el punto de vista de la humedad, termina nuestro otoño peor de lo que empezó: con muy pocas lluvias en el oeste y apenas la esperanza de algunos milímetros para fines de junio. Los suelos están secos arriba, y guardan una reserva respetable de humedad más abajo”, advierte el reporte.

Y agrega que ya hubo varias heladas importantes, mientras que las condiciones de la Niña se considera que van a permanecer hasta fin de año, con lluvias que entre junio y agosto el Servicio Meterológico Nacional pronostica por debajo de lo normal.

CAE LA PRODUCCIÓN

Según Caprolecoba, durante mayo había empezado a crecer el volumen de leche remitido por los tambos a las industrias, pero al secarse el suelo y llegar las heladas fuertes, se “plancharon” los recibos.

“Se paró el pasto y se puso más difícil poder cerrar la rotación del pastoreo. Esto obligó a usar más temprano las reservas y concentrados, y ha acentuado la suba de los costos de producción del tambo. Bajó el rinde de las vacas en litros por día y subieron los sólidos”, destaca el informe.

PRECIOS, LA ESPERANZA

No obstante, el panorama de Caprolecoba también incluye un análisis optimista: es posible pensar en una mayor recuperación de los precios pagados a los productores.

“El diálogo de la industria láctea con la Secretaría de Comercio Interior estaría dando algunos frutos, para poder flexibilizar con más lógica la actualización de “precios cuidados”. Esto, junto a la persistencia de la demanda en el mundo, que proyecta muy buenos precios para la leche en polvo entera (nuestro producto más exportado), es importante para los productores argentinos. Porque explica en buena medida la “capacidad de pago” que las industrias tendrían para competir por la leche de los tambos”, indica el documento.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas