El mundo está cambiando y lo que ha sido cierto en el pasado puede no serlo en el futuro. Este fue el punto de partida del taller interactivo que reunió a 52 participantes de 39 empresas e instituciones diferentes.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El mundo está cambiando y lo que ha sido cierto en el pasado puede no serlo en el futuro. Este fue el punto de partida del taller interactivo de dos días organizado por Eucolait e IFCN, que reunió a 52 participantes de 39 empresas e instituciones diferentes.

En las condiciones actuales del mercado lácteo, un suministro mundial de leche cada vez más reducido está satisfaciendo una demanda cada vez mayor y la rentabilidad de las granjas está bajo una presión cada vez mayor con los precios de la leche y los piensos a niveles sin precedentes.

Los desafíos económicos van acompañados de una creciente incertidumbre sobre la futura estabilidad política, las regulaciones ambientales y los acuerdos comerciales. Así, surge un interrogante: ¿se encuentra la industria láctea en una fase de cambio fundamental?

Perspectiva láctea

Quedó claro durante el evento que la guerra en Ucrania causa mucha incertidumbre porque hay una escasez general de alimentos y dificultades para asegurar la producción mundial de alimentos. Los participantes incluso llegaron a hablar de una lucha por la leche en el futuro.

Al mismo tiempo, la elasticidad de los precios puede no ser tan importante como lo ha sido en el pasado. Los consumidores están dispuestos a pagar más por los productos lácteos, pero no está claro quién cubrirá este suministro en el futuro.

Para 2022, la IFCN espera que los precios de la leche se mantengan altos ante las incertidumbres actuales; sin embargo, incluso a estos altos niveles, el precio de la leche aún no compensa el aumento extremo en los costos de los insumos agrícolas, razón por la cual los márgenes de los agricultores están bajo presión.

Lo que necesita el mercado para sobrevivir

A medida que aumenta la volatilidad, es fundamental anticipar desarrollos futuros, mitigar el riesgo y comprender las nuevas reglas que rigen la producción lechera, el procesamiento, la distribución y las ventas de productos lácteos.

Erik Elgersma, consultor de la IFCN, dice: “una década puede pasar en una semana” (parafraseando: “Hay décadas en las que no pasa nada; y hay semanas en las que pasan décadas” – Vladimir Ilich Lenin). Solo aquellos actores del mercado que estén dispuestos a actuar tienen la oportunidad de tener éxito en el futuro.

“Los procesadores de lácteos deben ser un catalizador para el cambio” y “la producción lechera debe evolucionar para satisfacer las preocupaciones ambientales y de los consumidores”, dice Shelagh Hancock, directora ejecutiva de First Milk Ltd. Los hallazgos de los talleres, en los que los participantes analizaron varios escenarios futuros del mercado, también reflejó estos resultados y, además, destacó la importancia de profundizar en los requisitos del cambiante mundo lácteo.

Comprender para predecir

“La leche seguirá siendo un producto relevante en el futuro”, dice Richard Scheper de Rabobank. Sin embargo, desde una perspectiva económica, será crucial monitorear la transmisión de precios y las condiciones de suministro en tiempo real para poder reaccionar. El gerente general de IFCN, Łukasz Wyrzykowski, enfatiza: “Necesita comprender su mercado mediante el uso de datos validados, conocimiento y las herramientas adecuadas; necesita inteligencia de mercado para mantenerse en el negocio y no basar sus decisiones en opiniones”. Y como siempre: el tiempo es clave.

Fuente: IFCN (Traducido por OCLA)

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas