Aunque los precios internacionales de la leche en polvo a nivel global se estabilizaron en niveles máximos históricos, el contexto local y global no juegan a favor de una expansión y fortalecimiento de la lechería.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Según un relevamiento de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), las expectativas de producción de las empresas lecheras de la entidad para los próximos doce meses son positivas, “aunque a un menor ritmo respecto de años anteriores dado el impacto del clima”, ya que la sequía estival y, posteriormente, los anegamientos, redujeron la oferta forrajera y las producciones individuales. Según informó CREA, la caída de la producción de alimento para los animales fue de entre un 1% y un 6% en comparación con lo planificado en noviembre de 2021.

Por otro lado, las ventas internas de productos lácteos cayeron un 3,3% en volumen y un 6,3% en facturación, siendo el descenso más pronunciado desde 2021. “Esta disminución puede estar relacionada, en parte, al deterioro en la relación canasta láctea y salario”, indicó la entidad. Es que a comienzos de de 2022, la participación de la canasta láctea en el salario fue de 37,5% contra 20,8% en el promedio de los últimos 5 años. La menor demanda de lácteos se pudo observar en las existencias, que registraron un aumento de 17,0%.

En materia productiva, los costos productivos subieron un 8,8%, fundamentalmente los de alimentación que representan la mitad del gasto total mientras que, prácticamente, no hubo variación en el precio recibido (+1,6%).

En marzo de 2022, la relación entre el Índice de Costo y el Índice de Precio se ubicó en 0,81, la relación más baja del último año, acentuando la tendencia a la baja que marca el deterioro en la rentabilidad de las empresas lecheras. El aumento de los precios de los granos e insumos, tanto a nivel internacional como local, disparó los costos de producción de marzo en un 20,1% empeorando los términos de intercambio de la leche, algo que sin dudas impactará negativamente a la hora de sembrar los verdeos de inviernos.

Ventas al mundo

Las exportaciones de productos lácteos en 2021 cerraron con un crecimiento del 4,3% en volumen y del 17,6% en facturación, siendo Argelia, Brasil y Rusia los principales destinos de las exportaciones argentinas, con un 58% de la participación. Las compras de Argelia aumentaron llegando al 33% mientras que Rusia con el 18% superó a Brasil que importó el 15% del total de las ventas argentinas.

En tanto, en el primer bimestre de 2022 el volumen de exportaciones cayó un 3,6% aunque la facturación registró un alza del 16,2% como resultado de la mejora en los precios internacionales de las commodities lácteas.

De acuerdo con CREA, las cotizaciones futuras de la leche en polvo entera (LPE) se estabilizaron en torno a US$ 4.3000 USD por tonelada en los primeros meses de 2022, manteniéndose en valores históricamente altos.

Qué pasa en los países referentes

De acuerdo con CREA, en Australia, con buena reserva de alimentos de cara al invierno, se podría esperar una mayor producción de leche. Pero en Nueva Zelanda, la escasa mano de obra provoca caídas de la oferta. También en EE.UU. se registró un descenso de la producción de leche y del excedente exportable. En Brasil, en tanto, cayó la producción y la demanda. En Rusia disminuyeron las importaciones de leche y quesos. Mientras que China tracciona a la baja los precios futuros de la leche en polvo al recortar sus importaciones de lácteos. Por otro lado, en Argelia aumentó la demanda producto de un desabastecimiento.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas