Argentina |26 junio, 2017

Sunchales | “La situación de SanCor impacta muy fuerte en Sunchales y en toda la región”

La entidad que nuclea a toda la actividad productiva de esa pujante ciudad del oeste santafesino fue quizás la primera en advertir la gravedad de la situación a partir de la aguda crisis de Sancor, la empresa emblema de Sunchales y de una vasta región.

Y asegura que esa crisis, que aún no llegó a su punto máximo, ya muestra una merma de “entre un 30 y 40%” de la actividad económica general de la zona.

Jorge Chiabrando cree, más allá de las responsabilidades específicas de los dirigentes de la empresa, que también los sunchalenses tienen alguna responsabilidad en la situación de Sancor, que hoy es la gran preocupación de la pujante Sunchales y de una vasta región afectada por igual por la crisis de la mega láctea. Alguna responsabilidad y mucho por hacer para que lo que suceda de aquí en más “impacte lo menos posible”, descartando que impacto negativo “va a haber sí o sí”.

También describió con crudeza la suma de situaciones que hoy ya provocan una merma brutal en la actividad económica general, cuantificada entre del 30 o 40% menos que en épocas normales.

—Desde la entidad que presidís han comandado y resumido la preocupación que tiene Sunchales por la situación de Sancor y su derrame. No es la primera crisis, pero ahora parece estar acompañada de otros elementos que fundamentan el alerta: bajos precios desde hace mucho en la lechería, inundaciones, merma de producción láctea, el fin de las exportaciones a Venezuela, el fin del apoyo nacional, más los problemas propios de una empresa grande con una administración al menos compleja…

—Es realmente ese el resumen de la situación de Sancor. Indudablemente es nuestra empresa emblema y yo digo que Sancor está casi al final de una problemática que arrastra de hace varios años. Un montón de tiempo donde tal vez no se supieron transitar los caminos correctos. Esto no es culpa ni de un gobierno ni de una coyuntura climática. Hoy Sunchales está sumergido en este problema.

Los que tenemos un gran sentido de pertenencia, decimos que esto es quizás apenas el principio de lo que nos puede llegar a pasar. Desde la institución y desde lo personal siempre venimos diciendo que debemos empezar a prevenir, tener las antenas paradas y debemos empezar a ver lo que se avecina.

Los mil y pico de empleados que dependen directamente de la sucursal Sunchales de Sancor, los retiros voluntarios que ya tiene la fábrica, los proveedores que dependen de esta planta y todo ese flujo de gente que venía todos los días a comprar y vender, a relacionarse con la empresa, hacen que la localidad se encuentre en un período de crisis en cuanto a su desenvolvimiento.

Creo que se nota en el comercio, en el carácter de la gente, se nota en el humor cotidiano. Y eso que debemos reconocer que Sunchales tiene la otra parte, el otro Grupo Sancor (el de Seguros) que, gracias a Dios, está en el otro extremo. Es un grupo empresario pujante que sigue generando trabajo.

Esta situación nos tiene que mantener alerta a Sunchales y a la región, porque todos tenemos que poner nuestro granito de arena para que Sancor no desaparezca.
—Bueno, sos generoso al incluir a los sunchalenses, pero acá parece que hay decisiones que no pasan por la ciudad o sus actores o sus instituciones. Sancor no está mal desde este año…

—Está claro que los culpables de esta situación no somos los sunchalenses. Pero está lo que uno charla con los amigos, con los vecinos, y se echan culpas. Decimos que no es tiempo de buscar culpables. Hay responsabilidades, existen, están. Pero vamos a ver el vaso medio lleno. Vamos a acordarnos de los que hicieron grande a Sancor, acordarnos de esos tres cuartos de vida de la empresa en que estuvo imbuida de un cooperativismo profundo, de gente con mucho sentimiento y pertenencia, nuestros abuelos. Cuando digo que hay que poner nuestro granito de arena, digo específicamente que debemos estar compenetrados de ese espíritu. Y a la gente que está, más que marcarle el error, hay que tratar de darle parte de ese espíritu, necesario para que tomen decisiones adecuadas, correctas.

Sancor, en las condiciones que está, no puede seguir. Acá hay que hacer una reestructuración profunda. Esa reestructuración -me lo decía un importante director de la empresa- no va a ser neutra y va a haber un antes y un después. Es importante que nos preparamos para eso. Tratemos de ver de qué forma entre todos, logramos que estos golpes no sean todo lo duro que pueden ser . El golpe va a existir.

—Parece oportuna la metáfora del elefante en el bazar. Todos saben que debe moverse, que debe salir de donde está, pero cualquier paso que dé, algo va a romper…

—Sí, sí, es así, no hay alternativa. Uno ve las normas internacionales de lechería y analiza cantidad de empleados por litro, o cualquiera de los parámetros que tomemos, nos vamos a dar cuenta que Sancor está desfasada…

—…y hay ejemplos no internacionales, acá nomás, en la región, donde sí son eficientes. Y después está la cuestión del tambero, del productor, la importancia del tambero: para toda la región, ese hombre cobra y vuelca en Sunchales y en los pueblos de la región, en los comercios…

—Es cierto. Pero lo que pasa hoy es que el productor ha emigrado. En Sunchales han quedado pocos productores que le entreguen la producción a Sancor. El productor encuentra vías de escape porque hay otros que toman su producción. Ese productor cuando se va de Sancor pierde cosas, seguramente. Le queda dinero puesto en Sancor, pero ubica o reubica su producción de leche, se acomoda y subsiste.

En cambio, al que más le pega esta situación es al empleado, que hoy tiene un promedio de más de un mes y medio de atraso en su pago. Porque le han quedado debiendo de un mes, otro poco de otro mes, y esa es su realidad hoy. Y ese circulante hoy no está más en la ciudad. Los proveedores tienen la alternativa de no cobrar, o de seguir o no entregando mercadería, pero todo eso va generando una situación y una ecuación tremendamente difícil.

Y cuando decimos que todos tenemos un poquito de culpa -aunque no me gusta utilizar esa palabra, prefiero decir responsabilidad- es porque uno dice: ‘al fin y al cabo quienes han manejado la empresa los han puesto los mismos dueños’. Entonces, mientras que parece que va bien, no hacemos los controles como corresponden, no discutimos lo que hay que discutir, no charlamos a fondo, pedimos favores. Y el cooperativismo, que es un emblema de Sunchales y que tanto bien nos hizo y nos hace, a veces permite estas cosas. Porque se trata de un mando indirecto. Y por eso quizás las responsabilidades se derraman en un sector más importante de toda la ciudad y de la región en este caso.

“Entre 30 y 40% menos de actividad económica”

—Hablaste de un “clima” negativo, de un malhumor, pero cómo cuantifican el impacto de este proceso… ¿Hay un sondeo de cuánto pierde el comercio y la industria de Sunchales con todo esto?

—Sí, hemos hecho esa cuantificación. Y la merma, el impacto es muy importante. Hablamos entre un 30 y un 40% de disminución de ventas en términos generales. Hay algunos rubros más afectados y otros menos. El rubro vestimenta o el de artículos del hogar están pasando una gran crisis en Sunchales.

En particular por la situación de Sancor y en general por otros fenómenos que no son exclusivos de nuestra región, pero que sumados al fenómeno Sancor impactan en mayor medida: la venta informal, los negocios y mercaderías de dudoso origen, la situación general del país y todo un combo que genera incertidumbre y también quebranto. Hoy es normal que se nos aparezca un socio de la institución que nos dice que no puede pagar la boleta de luz que le llegó.

Puertas hacia adentro tratamos de ver cada situación, pero es indudable que hay una situación de ahogo. Te encontrás con gente que vende un automóvil de más valor que tenía y compra otro de menor valor, para hacerse de algún dinero extra y enfrentar la situación. Y digo que es un combo, porque está claro que el sistema bancario, cuando se pagan los sueldos en cuotas como está pasando con mucha gente en nuestra ciudad, lo primero que hace es chupar los fondos de sus propias acreencias, tarjetas de crédito, créditos personales. Cuando la gente va a sacar sus fondos, ya no tiene o tiene muchos menos. Y no queda nada de circulante. Se lentifica la cadena de pagos, se deja de comprar, se deja de crecer.

Indudablemente tenemos que hacer el esfuerzo para seguir viendo el vaso medio lleno, ponerse a las alturas de las circunstancias. Les digo a todos los comerciantes que hay que tomar todos los recaudos y prevenciones que correspondan porque el cimbronazo es y será fuerte. Hay que ayudar a la gente y a la gente hay que pedirle también que ayude. El incentivo del compre local, que la mitad de Sunchales que no tiene problemas trate de darle una mano a la que sí la está pasando mal, también está el aporte de la municipalidad con su obra pública puesta al servicio de la localidad. De esa manera vamos a poder ayudarnos entre todos.

Superar la crisis

Jorge Chiabrando es, finalmente y a pesar de todo, optimista. Y lo fundamenta. “Sunchales -afirma- ha demostrado no una vez sino varias, que tiene gente que es capaz de superar crisis. Y soy optimista, finalmente, por esa reserva y esa característica de nuestra gente. No la estamos pasando bien, vamos a un momento que será peor, pero finalmente creo que podremos superar esta situación y quizás aprender de esta crisis. Sigamos mirando para adelante. Tenemos que juntarnos y trabajar juntos porque entre todos es mucho más fácil encontrar una solución”.

http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=150718-la-situacion-de-sancor-impacta-muy-fuerte-en-sunchales-y-en-toda-la-region

Aviso legal sobre Propiedad Intelectual en contenidos digitales

Toda la información contenida en estas páginas que NO es propiedad de eDairy News y NO es considerada “de dominio público” por las normas legales, son marcas registradas de sus respectivos propietarios y reconocidas por nuestra empresa como tales. La publicación en la web de eDairy News se realiza a los fines de recopilar información, respetando las normas contenidas en el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas; en la Ley 11.723 y demás normas aplicables.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas