La organización Unións Agrarias (UUAA) denuncia que Larsa y Lactalis como las principales impulsoras para forzar la bajada de los precios de la leche al agricultor.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

UUAA señala la actitud intolerante que mantienen estas industrias a pesar de la alta rentabilidad que están obteniendo, tanto por la comercialización de productos industriales como por las ventas en los lineales, donde la distribución ha aplicado subidas gracias a las mesas de diálogo abiertas por las organizaciones agrarias.

La cara opuesta es la situación que están atravesando los ganaderos que soportan subidas de un 20,45% en la alimentación de las vacas y de un 22,45% en la energía y el combustible, según datos del Ministerio de Agricultura. En consecuencia y siempre a partir de los datos oficiales, si este año, de media, una finca cobraba 32,73 cts / l de leche, tenía que pagar 39 cts / l para poder producir y mantener la actividad.

Una situación que se suma al diferencial que ya mantenían las explotaciones gallegas respecto a las del resto del estado; con precios inferiores a la media y hasta 3 céntimos inferiores a los que reciben los agricultores de otras comunidades, como la vecina Asturias. En el último año el precio medio del litro de leche recogido por los ganaderos gallegos fue casi un céntimo inferior a la media nacional.

UUAA destaca que estas cifras ya colocan a las fincas gallegas en un contexto de venta a pérdidas; que ha empeorado en los últimos meses con el aumento de los costes de producción.

Hay que recordar que, a pesar de cobrar los precios más bajos de España, los ganaderos gallegos producen leche de calidad superior; con un porcentaje de grasa superior a la media española. Un hecho de especial relevancia debido a la revalorización de la mantequilla registrada en los últimos meses; lo que sitúa por encima de la media la rentabilidad que obtienen las industrias de la leche gallega.

UUAA se moviliza

UUAA iniciará una campaña de movilización el 11 de noviembre para denunciar la actitud de empresas como Larsa y Lactalis. Los mítines que tendrán lugar en las plantas industriales de Lactalis en Vilalba y de Larsa en Outeiro de Rei, son un primer paso en la escalada de un calendario de acciones cada vez más contundente para revertir esta situación.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas