Invirtiendo en tecnología y el desarrollo de nuevos productos, la marca quiere crecer y llegar tanto a las cadenas con alcance nacional como a las regionales. “Sabemos que tenemos como competidores a jugadores de mucho peso, pero confiamos tanto en la calidad de nuestros productos, como en su presentación. No tengo dudas que en el transcurso del año vamos a poder ampliar nuestra cobertura”, explica Leo Godoy, titular de la empresa.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Inversión, desarrollo de productos, crecimiento sostenible. Cualquiera podría pensar que este es el plan de una gran empresa. Pero esta hoja de ruta es Lácteos Franz, marca que pertenece a la empresa Mafralac, que desde la provincia de Santa Fe, en la cuenca lechera más importante de Sudamérica, elabora dulce de leche, queso rallado y en hebras, leche en polvo y materias primas para la industria.

“Buscamos tener un producto con los mejores ingredientes y que sea rico, con los atributos que tienen que tener en cada caso”, explica Leo Godoy, dueño de la empresa.

El ejecutivo explica que la intención de la empresa es seguir creciendo y llegar a todas las cadenas nacionales y regionales: “La fuerza de venta es una de las fortalezas de la empresa y es la que nos permite avanzar de manera sustentable. Sabemos que tenemos como competidores a jugadores de mucho peso, pero confiamos en la calidad de nuestros productos”.

Trade & Retail: ¿Cómo nace la empresa?

Leo Godoy: La marca productora de lácteos nace en 2002. A pesar del momento que vivía el país, luego de la crisis de 2001, teníamos ganas de emprender con este proyecto. Desde 1995 me había dedicado a comercializar productos de granja y lácteos, mientras estudiaba Ciencias Económicas en la Universidad. Así me fui metiendo en el rubro. A partir de ahí nació la inquietud de comenzar a vender otro tipo de quesos. Ahí armé la marca y luego construí una planta para rallar queso, sin experiencia en el sector industrial. Más tarde construimos otra planta y comenzamos a producir dulce de leche, yogur, entre otros productos.

T&R: ¿Cuántos metros cuadrados tiene la planta y qué capacidad de producción tiene?

LG: La planta tiene 8.000 metros cuadrados y estamos construyendo 7.500 metros cuadrados más dedicada al secado de productos lácteos. Con esta ampliación vamos a poder secar 100 toneladas más de productos por día. Cuando esté terminada nos vamos a convertir en una de las empresas de secado más grande de la Argentina. A través del uso de tecnología nos va a permitir pasar de 1.000 toneladas al mes a 2.500 toneladas.

T&R: ¿Cómo se hace para lograr este crecimiento?

LG: Si uno quiere ser productivo en la industria láctea es necesario focalizar el esfuerzo. Y hacer cosas en las que encuentra su nicho. Y allí hay que poner la inversión. Nosotros elegimos tres sectores. Uno es el de dulce de leche. Allí hicimos inversiones muy importantes, con una línea totalmente automatizada que tiene una capacidad de producción de 30 toneladas cada ocho horas. Otro de los sectores es el de secado. Nos enfocamos en productos que no se hacían en Argentina. Y el tercer sector es el de quesos rallados y en hebras. Ya invertimos allí y a partir de julio vamos a lanzar varios productos innovadores.

T&R: ¿Cuáles son las características diferenciales de los productos de Lácteos Franz?

LG: Primero nosotros buscamos tener un producto con los mejores ingredientes y que sea rico, con los atributos que tienen que tener en cada caso. Nuestro dulce de leche es rico y además es económico. Con él queremos darle placer a la gente, pero también cuidarle el bolsillo. Uno puede preguntarse si esto es viable a largo plazo. Y para nosotros sí lo es, en la medida que tengamos buena productividad. Si tenemos los costos fijos acotados y una muy buena tecnología podemos lograr el objetivo. Sin eso, uno pierde plata. Con ese norte trabajamos. buscando los mejores ingredientes, la mayor productividad y con un precio acorde a la situación. Esto de cara a los consumidores. Con respecto a los supermercados y distribuidores queremos que nuestro producto sea rentable, tanto para ellos como para nosotros. Desde nuestro lugar buscamos darle una combinación nutricional eficiente con la mejor tecnología.

T&R ¿Con qué certificaciones cuentan para asegurar la calidad de los productos?

LG: El proceso de calidad tiene una organización interna, que requiere una estructura que esté a la altura de los controles. Ahora estamos certificando HCCP. También contamos con una certificación Halal, para el mercado musulmán. Más allá de las certificaciones, que son centrales, la empresa cuenta con un equipo de Calidad muy bueno, que nos permite avanzar con paso firme.

T&R: ¿Cuál es el producto que más venden?

LG: Los productos que más vendemos son aquellos que se comercializan en polvo. Nos dedicamos mucho a secar y envasar leche en polvo. También tenemos compuestos lácteos, leches modificadas para diferentes públicos.

T&R: ¿Cómo está compuesta la estructura comercial de la empresa?

Gustavo Giusta, gerente de Ventas de Mafralac: En la actualidad la empresa cuenta con representantes comerciales en todos los canales. También contamos con distribuidores. Estamos en proceso de expansión para llegar a algunas provincias en las que no tenemos representantes. Queremos potenciar el canal de cadenas regionales. Estamos en casi todas las cadenas con presencia nacional y este año queremos llegar a las que nos faltan. La fuerza de venta es una de las fortalezas de la empresa y es la que nos permite avanzar de manera sustentable. Sabemos que tenemos como competidores a jugadores de mucho peso, pero confiamos en la calidad de nuestros productos, como en su presentación. No tengo dudas que en el transcurso del año vamos a poder ampliar nuestra cobertura.

LG: Nuestro negocio estaba enfocado en ser proveedores de materias primas de otras industrias. Y también en la exportación. Ahora queremos ampliarnos y llegar con nuestros productos a los consumidores de una manera mucho más directa. El supermercado tiene que ser uno de los canales para lograr este objetivo. Con la capacidad productiva que vamos a tener desarrollamos un plan para lanzar más productos en los próximos 2 años y así ganar mercado. Estamos reforzando nuestra logística y el equipo de ventas para esto. Creemos que es un momento ideal para avanzar en el mercado del consumo masivo en Argentina.

T&R: ¿A qué países están exportando actualmente?

LG: Estamos vendiendo nuestros productos en varios mercados. Singapur es uno de ellos. Brasil también está en nuestros planes. Nos estamos preparando para eso. Trabajamos con muchos clientes, que tienen estándares de calidad muy alto.

T&R: ¿Cuáles son las particularidades del negocio lácteo en Argentina?

LG: Es un mercado complejo. Tiene muchos picos de consumo: escasez a principio de año y abundancia de julio en adelante. Por esta situación los productores tienen que estar muy ajustados con los números. Por eso, nos hemos preparado tanto desde el punto de vista de la innovación de los productos y sumamos alta tecnología para poder ser muy competitivos.

Foco en el medioambiente

Además de crecer, la compañía también quiere cuidar el medioambiente. “Tenemos una planta de efluentes, que es un orgullo para nosotros. Para una Pyme tener este tipo de instalación, que transforme los desechos que producimos en un agua tanto para riego como para la laguna que tenemos es muy importante. Hace 10 años que tenemos esta planta, lo que demuestra que es un compromiso de largo plazo”, explica Godoy.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas