Eduardo Tonutti entiende que los entrerrianos tenemos aún como deuda pendiente “armar un programa en lechería para duplicar el volumen de lo producido”. Consideró que falta “desarrollo de la producción y políticas" que acompañen.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El empresario entrerriano Eduardo Tonutti, en diálogo con el programa Por Más que se emite por Elonce, se refirió al trabajo que se viene realizando en la fábrica de quesos de su propiedad, la proyección de cara al futuro y la mirada sobre la realidad económica del país y de Entre Ríos.

Lácteos Tonutti es una empresa de Libertador San Martín “con más de 5.100 m2 cubiertos que se encuentra emplazada en un predio de12 ha, con un espacio de almacenaje de 300.000 litros de leche en silo y más de 1.800 tn de capacidad de almacenamiento en cámaras. Procesa más de 65.000.000 de litros anuales aplicando procesos industriales de última generación, que sin embargo mantienen intacto el carácter artesanal y la tradición de nuestros comienzos”, destaca en su presentación la firma.

“Acertando en tres o cuatro medidas, recibiríamos un resultado inmediato”

En lechería, “si uno mira los números, en realidad no hemos crecido nada. Estamos en valores de 10 mil millones y 11 mil millones anuales, no estamos haciendo las cosas bien. Y es culpa de todos, no hay políticas de crecimiento como debería haber; la industria ha crecido pero hay tambos que se ‘están dejando’ y son reemplazados por la productividad de otros tambos”, comenzó analizando el empresario.

Nuestro país “podría producir mucha leche y podríamos exportarla. Se sabe que se exporta entre un 20 y un 30 % y creo que podríamos estar más presentes en los mercados mundiales de leche”, consideró.

En Entre Ríos la cuenca lechera tiene la característica de que aún “están los tambos familiares”. Es por eso, que dentro de quiénes componen el sector “siempre estamos tratando de armar una propuesta que pueda interesar a todos para tratar de fomentarlo con el objetivo de que el productor permanezca en su lugar y que podamos crecer”. En este sentido agregó que “con muy poco, acertando en tres o cuatro medidas, caminos, financiamiento, capacitación, trabajo en calidad de leche, creo que recibiríamos un resultado inmediato”, puso relevancia al programa Por Más.

De la misma manera dijo que esta particularidad que tiene Entre Ríos, “no se ve en cuencas como las de Santa Fe, Córdoba o Buenos Aires, donde hay más concentración, la empresa aparece mucho más sistematizada, ya son empresas que tendrán que ver con lo familiar en cuanto a la propiedad de la firma, pero no en lo relativo al desarrollo de la actividad”.

Entre Ríos “tiene un poco de todo: pequeños productores, medianos y también productores de alto rendimiento”.

“Nos debemos los entrerrianos armar un proyecto de lechería que pueda duplicar el volumen producido, pasar del 4 % que se produce a nivel nacional hoy, a un 8 % en el término de cinco años”, puso relevancia.

En tanto, entendió que “la gran discusión es si las tierras entrerrianas sirven para agricultura como lo son en otras provincias. La frontera agrícola nos va corriendo al tambo. Y creo que la característica de Entre Ríos es ser más ganadera”, acotando que “sería mucho más propicio fomentar el tambo, la cría de ganado de carne, que no sea la agricultura para la que se necesitan muchos suplementos para que se logren números acordes”.

La industria de la lechería entrerriana “viene creciendo, viene modificando su estructura, han incorporado productos, que se han habilitado para exportar. Estaríamos en condiciones de absorber un volumen de leche mayor del que estamos absorbiendo. La pata industrial estaría en la provincia, necesitamos el desarrollo de la producción y políticas que acompañen”.

Consideró al respecto que en la provincia “siempre hay actividades más importantes y no podemos lograr que esté en la agenda (del Gobierno). Ocurre esto siendo que el ministro de la Producción es un productor tambero”, indicó Tonutti.

El objetivo de las empresas que buscan el crecimiento es la exportación, y a este fin lo vienen teniendo desde hace varios años, al punto de que conformaron uno de los únicos de los consorcios de exportación que dio “resultados positivos”.

Exportación y crecimiento

Hoy, desde Lácteos Tonutti, no dejan de mirar el mercado externo como alternativa en la estrategia de comercialización.

“Nuestra primera experiencia fue el consorcio entrerriano de industrias lácteas, que habíamos desarrollado dentro de lo que era la industria entrerriana, que finalmente terminamos siendo socios Cotapa, Cremigal, Götte, LW y nosotros (Lácteos Tonutti), que fue una respuesta para ese momento y creo que fue uno de los pocos consorcios que funcionó, porque logramos exportar el excedente en la época de primavera, cuando Entre Ríos, por sus características de producción tenía un volumen determinado y había que buscarle un destino, Cotapa producía la leche en polvo al consorcio y este, exportaba. Llegamos a exportar más de 2000 toneladas por año; fue un logro importante, del que me siento parte”, rememoró el productor lácteo.

Consideró que este consorcio “fue un ejemplo de asociativismo, pudimos proyectarlo y dar una respuesta”. Luego, por diferentes razones “se terminó debilitándose, cada una de las empresas tomó otro destino, Cotapa fue debilitándose. Cremigal con su política y nosotros que somos queseros, creíamos que teníamos que desarrollar la exportación por eso es que invertimos en una línea de producción de mozzarella y de gouda: Estamos exportando”.

“Para nosotros, tener un 30 % pensado hacia la exportación, más allá de los avatares que pueda haber en el mercado internacional, ha sido una solución y también, nos ha dado satisfacciones”, confió Tonutti.

Con la exportación, esta empresa tuvo como primer destino a Brasil. Hoy la firma está en camino de otros compradores, como Paraguay, Chile, Perú y también pensando en México. “Nuestro desafío siempre fue el mercado sudamericano. No tenemos todavía un volumen como para aspirar a cruzar el océano y aspirar a otro mercado que no sea Brasil, que es nuestro mayor comprador de lácteos y quesos. Chile es el segundo comprador de quesos de Argentina; a los dos destinos estamos exportando. Paraguay es un mercado que viene creciendo y se está formalizando, al igual que Perú. México está en conversaciones, para sacarle el arancel a los quesos y puede llegar a ser un mercado tan parecido al de Brasil, porque es muy demandante de los lácteos y quesos”, confió.

Respecto de las expectativas, consideró que las están cumpliendo ya que “estamos cuartos como empresa argentina, dentro del ranking como exportadores de queso mozzarella”.

La planta de Tonutti ha estado “planteada siempre para 300 mil litros diarios, hoy estamos con un volumen menor porque estamos en una época en dónde la leche cae por una cuestión estacional. Estamos trabajando un volumen de 250 mil litros, promedio por día”, dijo. Aspira a que se mantenga en los 300 mil litros todo el año, como objetivo a lograr, contó.

Dentro de esta producción “80% es mercado interno y 20 %, mercado de exportación, durante todo el año”. Buscan “incorporar valor agregado a lo que estamos haciendo, no solamente hacer quesos. Es decir, buscar otra alternativa con el suero, que tan de moda está, con las proteínas. No estamos pensando en crecer en volumen de quesos y sí, en otro tipo de productos que estén relacionados con nuestra planta”.

Precios Cuidados

Como integrante de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (APYMEL), una de las cámaras del sector, Tonutti aseveró que se les ha ofrecido “a la secretaria de Comercio un volumen determinado para el desarrollo de lo que es Precios Cuidados, pensando que era su demanda y además porque no creemos que la mejor manera sea intervenir con retenciones, porque eso generalmente termina en efecto negativo para el sector. Está funcionando (lo de Precios Cuidados), lo hicimos el año pasado, y este año estamos con la misma propuesta y cada una de las empresas que integramos las distintas cámaras, estamos destinando parte de esa leche a Precios Cuidados. Posiblemente no alcance para la comunidad, porque la inflación ha trepado de manera importante y eso altera cualquier sistema de costeo”.
“La presión impositiva es muy importante en Argentina”
“Ya lo hemos vivido. Los empresarios argentinos estamos acostumbrados a tener estos períodos de turbulencia y buscar soluciones para sobrevivir a estas circunstancias”, señaló.

Al tema de la carga impositiva “lo venimos discutiendo desde hace muchísimos años y no se entienden. Si uno analiza que el producto final tiene un 30 % de impuestos, y si realmente hoy la gente tiene que tener mejores precios, o la canasta argentina no puede estar pagando los precios que hoy hay en el mercado, evidentemente en el tema impositivo hay que trabajar, ver para que los precios sean más razonables. La presión impositiva es muy importante en Argentina y más cuando estamos en un sector que quiere progresar, invertir, Si no hay estabilidad, y mucha presión impositiva, no estamos en el mejor de los escenarios”, puntualizó el productor.

Posibilidades de inversión en este contexto

“Hoy el gobierno está subsidiando tasa, sobre todo algunos bancos y eso ayuda mucho en le proceso de la industria. Hoy, una tasa del 24 % que se genera a través de algunas entidades para inversión, es una tasa importante cuando la inflación está arriba del 50 %. Ayuda y muchos empresarios toman ese riesgo y hacemos inversiones. Pero no serían las planificadas y las que uno desearía. Lo estamos haciendo como una necesidad de mantenernos en el mercado, no con una visión de futuro. Necesitaríamos más estabilidad, menos presión impositiva y una tasa de financiamiento mínimamente a diez años”, consideró Tonutti.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas