La cooperativa pidió a las autoridades ejecutar acciones para evitar esta práctica. Durante el año anterior esta cooperativa vendió $2,91 billones.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Sergio González, gerente de Colanta, resaltó el balance obtenido en 2021, cuando las ventas sumaron $2,9 billones. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

“Colanta mantiene su política de no importar leche y fabricar sus productos con leche 100% colombiana, proveniente de sus asociados y productores”, expresó Sergio González Villa, gerente de la cooperativa, quien cuestionó las importaciones de lactosuero y el uso que se le está dando a este producto.

Según las cuentas de esta empresa, para 2021 ingresaron al país 8.980 toneladas de lactosuero, observando una disminución del 34,1% respecto a 2020. En parte, ese decrecimiento obedeció a la participación de Colanta en el suministro a la industria nacional para la preparación de productos para el consumo humano y animal.

Sin embargo, González comentó que es evidente el crecimiento del consumo de dicho producto, el lactosuero, sumando las importaciones y el producto nacional.

“Nos preguntamos entonces, si Colanta abastece gran parte de la industria ¿qué destino se le está dando al producto importado? Podría inferirse que en Colombia continúa utilizándose el lactosuero importado para mezclarlo con leche fresca y vendérsela a los consumidores como bebidas lácteas de bajo costo y, en muchos casos, como leche pura, y de esta manera engañándolos”, anotó la cooperativa, que realizó su asamblea anual de afiliados el pasado miércoles.

En ese contexto, la compañía hizo un nuevo llamado a las entidades de vigilancia y control para que implementen acciones que eviten el inadecuado uso de este producto en las leches fluidas y en la leche en polvo.

Menos leche

El año anterior representó innumerables retos para Colanta, y sus actividades estuvieron permeadas por factores macroeconómicos que alteraron la normalidad del mercado como el alto costo de los fertilizantes y los concentrados, sustentado en el exagerado precio del maíz y la soya (ver Para saber más).

La empresa cooperativa no fue ajena a la disminución reportada por el sector lechero en la captación formal de litros por día, pues el total de la industria decreció un 6,8% respecto a 2020, pasando de 9,14 millones de litros a 8,52 millones, según información reportada por la Unidad de Seguimiento de Precios (USP) del Ministerio de Agricultura.

En Colanta la captación se redujo un 3,4%, sin embargo, el gerente resaltó que se incrementó la participación de la cooperativa en el mercado, puesto que las otras empresas decrecieron aproximadamente un 8%.

Adicionalmente se exportaron 2.515 toneladas de lácteos por un valor de US$8,1 millones, participando en un 25% del total de la línea láctea despachada a otros países, principalmente en el primer semestre cuando se contaba con altos inventarios por la sobreoferta de leche de 2020.

Negocio cárnico

Durante el año pasado la oferta del ganado bovino continuó cayendo sin ser suficiente para abastecer el mercado colombiano y cumplir con los compromisos de exportación a nivel mundial, causando una reducción en la disponibilidad de animales para sacrificio de 9 puntos, al pasar de 94% al 85% del total beneficiado en el país, entre los años 2018 y 2021.

“Una contracción de esta dimensión impacta necesariamente los precios y explica en gran parte el alza de 40% en el precio del ganado gordo con respecto al año anterior y el precio de la carne al consumidor en Colombia”, explicó González.

Respecto al mercado de carne porcina, el beneficio en cabezas creció 3,8% en 2021; las importaciones y subproductos subieron 72,8%, pasando de 76.050 toneladas en 2020 a 131.443 toneladas en 2021.

El consumo de esta proteína incrementó 14,4%, con un ajuste de 544.478 toneladas en 2020 a 622.676 toneladas en 2021. La porcicultura nacional tampoco fue ajena a las fluctuaciones en el precio del dólar y la crisis de los contenedores, lo que hizo que los colombianos pagaran más por la carne de cerdo, la cual se había convertido en sustituto de la carne de res ante los elevados precios.

Las ventas

El gerente de Colanta resaltó que en la vigencia de 2021 la compañía obtuvo ingresos por $2,91 billones, lo que representó un crecimiento del 15,98% en relación con el 2020, cuando esa cuenta fue de $2,51 billones.

“Esta cifra refleja la capacidad económica que tiene la cooperativa para atender el mercado lácteo y cárnico con excelente calidad de sus productos y servicios con materias primas del campo colombiano”, manifestó.

Sobre los excedentes se explicó que apreciaron una disminución del 75,44% en relación con el año 2020, al pasar de $10.170 millones a $2.497 millones.

“Consideramos que fueron muy buenos porque pudimos sortear la grave crisis lechera, entregamos beneficios a nuestros asociados, pagamos la leche en condiciones de mercado, sostuvimos el empleo y al final con un resultado positivo, aspectos que son los que persigue el sector de la economía solidaria”, concluyó el gerente de Colanta.

PARA SABER MÁS

LOS APOYOS PARA LOS ASOCIADOS

En 2021, Colanta realizó negociaciones para la compra de fertilizantes en alto volumen y así se anticipó al incremento de precio de estos productos. Este beneficio se trasladó a los afiliados para mitigar el crecimiento constante y desmesurado de precios en el mercado internacional. Igualmente, la cooperativa incrementó el precio de la leche pagada al productor en un 30% en 2021, buscando así asegurar la sostenibilidad del sector. También contribuyó a regular el precio de los alimentos concentrados atenuando las constantes alzas internacionales de las materias primas para la fabricación de estos productos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas