Argentina |15 abril, 2019

Lecheria | Lanzan créditos para sostener la lechería pampeana

Un informe elaborado por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) reveló que el precio de la leche al productor subió 82% y se frenó el cierre de tambos. En el último año el tambero recibió un aumento superior a la inflación, aunque advirtieron que aún es “insuficiente”.

De acuerdo al informe, en el último año el precio de la leche pagado al productor aumentó de $5,84 a $10,63 por litro. Es decir que entre febrero de 2018 y febrero de 2019 se registró una suba del 82%. El incremento está por encima de la inflación registrada en el mismo periodo que se ubicó en torno al 50%. Así, la participación del tambero en la cadena de valor láctea se encuentra en un 32%, con una mejora de 3,1% respecto a febrero de 2018. Por la recuperación de la rentabilidad de los productores, en lo que va del año se frenó el cierre de tambos y actualmente en nuestro país se cuentan un total de 10.731 unidades productivas, una cifra 2,3% menor respecto a 2014.

En ese contexto el ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, se refirió a la situación actual que atraviesa el sector en la provincia y confirmó que, tras el aumento de la materia prima, se sacará, junto al Banco de La Pampa, “una línea de crédito para la industria láctea, especialmente para darle capital de trabajo”.

“La propuesta desde el Gobierno ya está hecha, aunque falta la aceptación de la entidad bancaria”, dijo Moralejo, quien agregó además que actualmente “el sector está recuperando rentabilidad”.

“Estamos atentos”.

En diálogo con “La Parte y el Todo” (programa emitido por la señal Cooperativa), Moralejo dijo que “estamos muy atentos a que cuando una pyme tiene algún problema financiero se lo asiste junto al BLP y se saca una línea de crédito específica para el sector y poder colaborar”. En ese sentido reveló que “hoy se hace para la industria láctea, especialmente para darle capital de trabajo porque ha aumentado su materia prima”. La leche pasó de costar $6,50 en octubre a 11$: “significa que el capital de trabajo se ha duplicado y en esa transición necesitan de la ayuda del Estado y créditos acordes hasta que se devuelva o se vuelva esa cadena comercial”, continuó el funcionario. Es por ello que se está librando ahora una línea de crédito para todas las empresas lácteas pampeanas.

En este sentido, y tras un breve diálogo que LA ARENA DEL CAMPO mantuvo ayer con el ministro, el martes se llevará a cabo una reunión entre las partes para “ajustar algunas cuestiones” en torno a los créditos.

Significativo aumento.

En cuanto al informe de OCLA, que fue difundido por el sitio www.lapoliticaonline.com (LPO) durante el transcurso de la semana, “el costo de producción del litro de leche ronda los $9,60 por lo que -sostiene OCLA-, el ‘precio de equilibrio’ en el sector tendría que ser de $11,30 por litro. La rentabilidad presenta valores positivos pero aún es insuficiente”, advierte el informe.

Si bien aún no se publicaron las liquidaciones de precios de los meses marzo y abril, el medio citado difundió que el valor al tambero siguió aumentando de manera significativa y algunos dicen que podría ubicarse cerca de los $13 por litro.

En un último índice IPOD de la CAME, se dio a conocer además que en febrero “la brecha entre lo que cobran los tamberos y lo que pagan los consumidores fue del 311%”.
Esto es porque el valor promedio de la leche en góndola se ubica en $ 42,40 por litro.

Todo esto se da en medio de faltantes de leche fresca en sachet y los especialistas explican que “las industrias comenzaron a priorizar la elaboración de leches larga vida en tetra pack luego de la caída estructural de la oferta de leche ocurrida en 2016”. En rigor, el faltante se da en la marca “Armonía” en el marco del programa “Precios Cuidados” que debería estar disponible a $ 25,40 por litro. Esto causó que el diputado Hernán Reyes denuncie a Mastellone por presunto abuso de posición dominante.

Datos oficiales.

Los datos oficiales señalan que en 2018 se destinó un 19,4% del total de la oferta de leche a la elaboración de leches fluidas, de las cuales 9,8% correspondieron a no refrigeradas, 9,1% a refrigeradas y el restante 0,5% a chocolatadas y saborizadas. Así las cosas, en Uruguay el sachet de leche marca Canaprole se vende a 27 pesos uruguayos por litro, equivalentes a un precio de 33 pesos argentinos (los tamberos del vecino país cobran casi 30 centavos de dólar por litro).

En los últimos años la producción de leche en la Argentina registró una baja importante. Mientras que en 2015 fue de 12.060 millones de litros, en 2016 y 2017 se ubicó en 10.292 y 10.197 millones, al tiempo que el año pasado fue de 10.526 millones.

En tanto, según la subsecretaría de Lechería de Agroindustria, en el primer bimestre de 2019 la producción de leche en nuestro país sumó 1.488 millones de litros, una cifra 8,4% menor a la del mismo período de 2018.

Estiman normal abastecimiento

La baja en la oferta de leche en los supermercados y comercios se sintió en los últimos meses, sobre todo en las grandes cadenas, donde los consumidores se vieron obligados a comprar una cierta cantidad de sachets por familia o no pudieron acceder a las segundas marcas -más económicas- por falta de stock. Según el presidente de la cooperativa cordobesa Manfrey, la situación de escasez se debe a la crisis financiera y al factor estacional. “El producto que más falta es la leche larga vida”, aseguró.

Y aunque los informes internacionales señalen que en Argentina y Uruguay la producción está cayendo en relación al año pasado, lo cierto es que los empresarios locales ya hablan de una normalización para mayo.

Tal es el caso de Ercole Felippa, presidente de la cooperativa láctea Manfrey, quien aseguró en la última semana que la situación de escasez tiene que ver con la conjunción de la crisis financiera y el factor estacional. “El faltante es puntual y estimo que en 30 o 40 días se estará normalizando”, sostuvo Felippa en declaraciones a Cadena 3.

Según el empresario cordobés, esto se explica por la menor producción y, en consecuencia, el menor stock, lo que provocó una suba “abrupta” en los precios.
“Esto se potenció con las lluvias de las últimas semanas, en especial en Córdoba y Santa Fe”, dijo en relación a esta época del año, en la que las vacas producen menos leche. “Además, las empresas liquidaron stock porque con la devaluación y las altas tasas de interés se fondearon vendiendo lo que tenían almacenado”, analizó.

De todas maneras, Felippa aclaró que la situación no es grave. “Es necesario resaltar que, para que no cunda el pánico en la población, el producto que más falta es leche larga vida, que puede ser reemplazado por leche en polvo y que en poco tiempo esto se normalizará”, aseguró.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas