Ministro de Agricultura resaltó trabajo de cooperativa FuturoCoop que lanzará al mercado leche especial para personas con problemas de intolerancia a los lácteos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
leche

Hasta el campo del productor lechero de Puerto Octay, Richard Kusch, se trasladó el Ministro de Agricultura Esteban Valenzuela, en compañía de la Seremi Tania Salas y la directora nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Iris Lobos, para conocer detalles de la apuesta que están realizando algunos productores lácteos para expandirse a nuevos consumidores.

Se trata de una iniciativa impulsada por la cooperativa FuturoCoop que prontamente sacará al mercado leche del tipo A2. Envasado en botellas de vidrio y con un sello especial, el producto está pensado para aquellas personas que muestran intolerancia al consumo de lácteos.

“Es un valioso proyecto que, por un parte, lo lidera una cooperativa, en la senda de otras que han ayudado a mejorar nuestra agricultura y, por otra parte, está el INIA quien acompaña esta innovación y otras para posicionar a Chile como líder en producción de leche sana, sustentable y con trazabilidad”, sostuvo el Ministro.

La autoridad al igual que los productores valoraron el aporte que el INIA está haciendo a este proyecto a través de la identificación genética de los animales con técnicas moleculares como PCR y, también, asesorando a la cooperativa en la elaboración y procesamiento de este innovador producto.

El productor lechero que apostó a este proyecto entrega detalles de la iniciativa. “Comenzamos con análisis genéticos, el INIA fue fundamental en eso, en pandemia estuvimos sacando muestras para analizar nuestro rebaño y seguir avanzando en esto”, indicó Richard Kusch.

Asimismo, la directora nacional de INIA, Iris Lobos, explicó que aporte de INIA consiste “en fenotipar los animales para que los productores vayan reduciendo su piño a solamente animales con variante A2”.

La beta caseína es una de las principales proteínas de la leche de vaca y sus variantes o formas más importantes son A1 y A2. Se ha descrito que estas variantes pueden ejercer efectos distintivos en los consumidores, pues la leche con la variante A1 o una mezcla de A1 y A2 generan un péptido que sería responsable de algunos de los problemas alimentarios generados por el consumo de la leche. De esta forma, la leche A2, se diferencia porque no contiene la proteína causante de buena parte de los problemas digestivos relacionados con el consumo de leche.

La Seremi de Agricultura de Los Lagos, Tania Salas, por su parte, señaló que en “el contexto de un mercado cada vez más competitivo y con consumidores más exigentes, nuestra labor como Ministerio de Agricultura es apoyar la innovación y la trasferencia tecnológica hacia los productores locales y, de esta forma, fortalecer la producción regional y aquellas ideas que apunta a una ganadería más sustentable y competitiva”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas