En el primer semestre, no obstante, el volumen acumulado creció 1% interanual. La sequía y la suba de costos abren interrogantes para lo que resta de 2022.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
CABEZA BAJA. La producción de leche ha comenzado a disminuir, como consecuencia del clima y de los mayores costos. (LA VOZ).

Durante junio, la producción nacional de leche fue de 914,2 millones de litros de leche, un volumen que representa 1,1% por encima del mes anterior (+4,5% en el promedio diario) y un 0,7% menos que igual mes del año anterior, de acuerdo a los datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla).

“Evidentemente los efectos de la importante sequía que afecta la mayoría de las cuencas lecheras (anegamientos en una en particular) y la incidencia de altos costos de producción (concentrados, entre otros insumos vinculados a la alimentación del rodeo) afectaron la producción en junio de 2022″, destaca el informe.

A partir de este desempeño durante el mes pasado, la producción acumulada durante el primer semestre estuvo 1,0% por encima de igual semestre del año anterior.

PRODUCCIÓN DE LECHE: Evolución interanual. (Ocla)

PRODUCCIÓN DE LECHE: ¿QUE PUEDE PASAR EN EL SEGUNDO SEMESTRE?

No obstante, se refleja desde mayo una desaceleración en el crecimiento interanual de producción.

“El segundo semestre se presenta con un panorama incierto desde los aspectos meteorológicos, de los costos de producción y de los precios tanto del mercado interno como del externo (precios cuidados, menor consumo, precios internacionales a la baja, retraso cambiario y derechos de exportación), lo cual hace difícil aventurar un posible comportamiento de la producción”, indica la Ocla.

En el período enero-junio, la producción de “sólidos útiles” (grasa butirosa y proteína) crecieron 2,9%, casi el triple del crecimiento de la producción medida en litros de leche.

En cuanto a la estacionalidad diaria de la producción, como es habitual, desde el pico de octubre cae a una tasa del 5% mensual hasta marzo/abril (tomando el promedio diario de producción, para que no afecten la cantidad de días de cada mes), cuando luego comienza un nuevo repunte hacia octubre.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas