5 preguntas sobre la leche de búfala, que cada vez se consume más. Propiedades y beneficios.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Beneficios de leche de bufala.

Es una tendencia dentro de la alimentación. La leche vacuna se está sustituyendo por diferentes opciones o variantes y la leche de búfala es una de ella. ¿Por qué? Carlos Noguera, Gerente de Producto de Lácteos La Delfina, nos cuenta todos los detalles de esta nueva forma de consumir lácteos, tan sabrosa como natural.

Beneficios

A la leche de búfala también se la llama leche A2, es el tipo de leche más antiguo y se parece en composición a la leche materna. Su nombre se debe a la presencia de un tipo de proteína, la caseína beta del tipo A2. Esta proteína está presente solo en la leche de búfala, cabra, oveja y algunas vacas de raza europea como las Jersey, pero la gran mayoría de los lácteos que se consumen provienen de leche de vaca tipo A1. Los beneficios de este tipo de leche son básicamente 3: más saludable, nutritiva y tolerable.

Bondades frente a otros lácteos

La leche de búfala es una excelente solución para quienes no toleran la beta caseína A1 (proteína de la leche de vaca). Como es más fácil de digerir, la hace ser más tolerable produciendo menos sensibilidades y alergias. No produce inflamación intestinal, con lo cual está recomendada para celíacos, y personas con enfermedades autoinmunes como el Crohn o la colitis ulcerosa.

Es un alimento súper nutritivo. La leche de búfala (y sus derivados), cuenta con un alto nivel de calcio, ácido linoleico conjugado (CLA), y antioxidantes naturales (tocoferoles y peroxidasas), que ayudan a mantenerse joven. Es rica en omega 3, magnesio y fósforo, y baja en colesterol.

Las búfalas son criadas a campo abierto, permitiendo que sean libres y con una alimentación a base de pasturas, lo que garantiza no sólo una mejor vida para los animales, reduciendo todo tipo de estrés calórico y respetando sus tiempos biológicos, sino también una materia prima de mejor calidad.

Industria pujante

La presencia bufalina en Argentina se detecta en las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, San Luis, Salta, Entre Ríos y Corrientes, la principal productora de este ganado. Actualmente, hay alrededor de 220.000 búfalos comparado con unos 53 millones de vacunos. Pero en cuanto a lechería, en el país no hay menos de 500 búfalas en producción. Se calcula que Argentina produce unos 2.800 kilos de leche en 300 días a base de la elección de las mejores productoras.

En el establecimiento de La delfina llevamos adelante toda la cadena productiva desde la selección genética, la cría y la recría, la alimentación de sus animales, el ordeñe en el tambo y la planta donde se elaboran productos lácteos de manera artesanal con recetas italianas, sin conservantes y libres de gluten.

Más sustentabilidad

El tipo de cuidado que tienen deviene en la facilidad del ordeñe, la comodidad del animal y el equipo para trabajar de la mejor manera posible, ya que al estar en un entorno cuidado las búfalas son más mansas y eso facilita todo el proceso.

Adicional a ello, tratamos los purines (desechos) generados por el tambo transformándolos en abono y se convierten los afluentes de la planta en agua reutilizable.

La idea es crear productos de alta calidad y 100% de leche de búfala interviniendo el mínimo posible, esto tiene como consecuencia productos mucho más delicados y de la más alta calidad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas