Sigue ampliando su apuesta por la transición verde y por la sostenibilidad como uno de los pilares fundamentales de su proyecto.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Los máximos rfesponsables de Leche Gaza en la asamblea general.

Leche Gaza ha incrementado el 7% su volumen de ventas durante los cinco primeros meses del año 2022. Este dato refuerza la evolución positiva de la empresa y afianza su posición a la cabeza del mercado en la provincia y en Castilla y León, apenas unos meses después de la puesta en funcionamiento de la nueva fábrica en Coreses.

Este ha sido uno de los datos que han conocido los socios de Leche Gaza durante la asamblea ordinaria que se ha celebrado este viernes pasado en el Hotel Convento I, una cita habitual para la empresa y que ha servido para que los miembros de la central lechera aprobaran las cuentas correspondientes al ejercicio 2021.

En ese sentido, conviene subrayar que Leche Gaza facturó 37 millones de euros durante el año pasado, una cantidad similar a la del ejercicio 2020. La perspectiva es que esa cifra crezca si todo marcha como está previsto en este 2022. En esa línea de crecimiento, las exportaciones también juegan un papel importante. Las ventas al extranjero ya representan más de un 10% de la facturación total de la empresa, con líneas de negocio abiertas en diferentes países y con especial atención en el mercado asiático.

Por otro lado, Leche Gaza sigue ampliando su apuesta por la transición verde y por la sostenibilidad como uno de los pilares fundamentales de su proyecto. Como se anunció recientemente, este mismo año se ha llevado a cabo la Declaración Ambiental del Producto, desde la granja hasta la mesa, incluyendo todo lo relativo a las huellas ambientales dentro del ciclo de vida del producto. Al igual que con la certificación en granja, la central lechera zamorana también es pionera en esa declaración ambiental. Además, en los últimos tiempos, la empresa ha conseguido una reducción del uso de los recursos fósiles, lo que ha disminuido el consumo de gas natural en un 33% y de electricidad en un 22%, a pesar de aumentar de forma importante la capacidad productiva de la fábrica. Los socios han aprobado esa estrategia empresarial que se enmarca, de igual modo, en la inquietud de Leche Gaza por generar riqueza en la comunidad en la que se asienta y vertebrar el territorio.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas