Según las conclusiones de la última reunión del Observatorio del Mercado Lácteo de la UE.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los precios de la leche y de los productos lácteos están orientados al alza en la UE y la demanda es ágil. Sin embargo, hay preocupación entre los operadores europeos por la excesiva dependencia comunitaria del mercado chino y por la subida de los costes de producción, en particular de los alimentos para el ganado.

Estas son las principales conclusiones de la última reunión del Observatorio del Mercado Lácteo de la UE, en la que se dio un repaso a la situación de la producción, el consumo, los precios y los intercambios.

En lo que respecta a estos últimos, se puso de manifiesto el crecimiento del comercio mundial en lo que va de año, que ha beneficiado a casi todas las categorías de productos. China, Corea del Sur y los países del sudeste asiático han sido los responsables del aumento de la demanda. China representó un tercio de las importaciones mundiales en el primer trimestre del año y se convirtió en el primer destino de las exportaciones de productos lácteos de la UE, desbancando al Reino Unido. Sin embargo, China está incrementando progresivamente su producción de leche y está mejorando su calidad para cubrir el aumento de la demanda interna y sus nuevos hábitos. De momento, sus precios son elevados y las importaciones cubren todavía en torno al 32% de sus necesidades. La cuota de la UE en el mercado chino está, por ahora, en aumento.

En cuanto a los productos, han crecido considerablemente los envíos de yogur, que el año pasado superaron a los de leche líquida.

Por otro lado, se espera una recuperación de las exportaciones comunitarias de productos lácteos a Estados Unidos una vez suspendidos los aranceles adicionales que aplicaba este país. En todo caso, la actividad exportadora se sigue viendo dificultada por la falta de contenedores y unos fletes elevados.

Precios al alza
Aunque la evolución no es la misma en todos los Estados miembros, el precio medio comunitario para la leche cruda está al alza, en contra de la tendencia estacional. En abril esa media se situó en 35,44 céntimos de euro por kilo (32,62 céntimos en España), lo que supone un 6% más que en abril de 2020 y un 9,5% por encima de la media de los últimos cinco años para ese mes. Aunque no se dispone de la media de mayo, los datos provisionales apuntan a una nueva subida, hasta los 35,57 céntimos de euro por kilo.

Los precios de los productos lácteos están también al alza desde principios de año. Los de la mantequilla han subido un 22% desde enero y los de la leche en polvo desnatada un 18%.

En lo que respecta a la producción, en abril se registró un incremento del 1% en las entregas respecto al mismo mes de 2020. Sin embargo, el acumulado de los cuatro primeros meses del año muestra una disminución del 0,7%. El tiempo frío durante la primavera ha afectado negativamente a las entregas de leche comunitarias. Las lluvias registradas en mayo podrían contribuir a su recuperación y para el conjunto del año la Comisión Europea espera un aumento de la producción del 0,8% respecto a 2020.

La disminución de la producción de leche en los primeros meses de 2021 ha dado lugar a una caída en el volumen de leche en polvo entera y desnatada, mantequilla, leche fermentada y leche líquida. Por el contrario, aumenta la producción de queso, nata y leche concentrada. De cara a los próximos meses se espera un incremento de la de mantequilla y leche en polvo desnatada, lo que podría llevar a una estabilización de los precios de estos productos y a mejorar su posición competitiva en el mercado mundial.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas