El precio por litro de leche es de ocho pesos y 20 centavos, por lo que apenas alcanzan a cubrir los gastos, con mínimas o nulas ganancias, señalan
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Son en su mayoría, personas mayores los trabajadores del ganado y el producto de la leche | Juan José Sifuentes | El Sol del Centro

Los productores lecheros están a expensas de los diputados federales, de que en próximos días sesionen para aprobar un aumento al precio por litro de leche que paga la dependencia LICONSA, pues desde que inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, se logró un incremento, ahora topado en ocho pesos y 20 centavos, que a tres años, les es insuficiente para mantener el ganado, sumado al duro golpe, que en específico implicó para este sector agroindustrial la pandemia, lamentó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), Juan Pablo Franco Díaz.

Si bien dijo que, por su parte, las empresas de productos lácteos sí han respondido a la demanda de los ganaderos lecheros, la diferencia en el precio que pagan por litro no supera los 80 o 90 centavos, por lo que quienes se desempeñan en estas áreas del campo, apenas alcanzas a cubrir los gastos, con mínimas o nulas ganancias.

Las empresas sí han respondido, pero de todos modos ya se quedaron atrás y más si le suben el precio al consumidor final, así se los deberían de subir al productor. Cada vez es más grande el margen que tienen las empresas y cada vez están acabando más al ganadero.

Dijo que el precio neto del litro de leche que pagan las empresas, depende mucho del tamaño del establo al que le compran, pero que actualmente en Aguascalientes, el promedio no va más allá de los ocho pesos con 40 centavos, por lo que aunque están arriba de LICONSA, siendo que es la que debería mejorar el pago, por ser su función principal el apoyo a los pequeños productores, lo mínimo que debe de toparse el costo por litro de leche, en general, es en los 9 pesos, para que el productor pueda sobrevivir y seguir manteniendo su ganado.

El presidente de la UGRA recalcó que, al bajo pago por litro de leche, se suma el incremento que ellos sí han tenido que afrontar en el precio de los granos, como es el caso del maíz, que supera los 6 pesos por kilo, pero para alimentar al ganado, se suma la fórmula que para una alta productora implica un costo de entre 9 y 10 pesos por kilo.

“Entonces necesitas un litro para pagar un kilo o no alcanzas el kilo, cuando antes con un litro pagabas cuatro kilos; completamente se desfasó… Cuando el presidente Andrés Manuel, los granos estaban en cuatro pesos, el maíz a cuatro pesos, cuando se fue a ocho pesos realmente ya fue incosteable, porque no vemos ningún apoyo del Gobierno Federal”, enfatizó el productor.

Recalcó que desde el inicio del sexenio de López Obrador se acabó completamente con todos los apoyos al campo, además de que no hay concurrencia, pues reiteró que, en el caso de LICONSA:

Cuando entró si era muy importante el 8.20, pero ahorita ya se quedó abajo, ya son tres años con el mismo precio.

Juan Pablo Franco subrayó que en el caso del Gobierno del Estado, sí han recibido apoyo, tanto para la producción, como para equipamiento, como es el caso de los paneles solares, tanques de almacenamiento de la leche, entre otros, pero se requiere mayor impulso al campo, para que la producción continúe, pues dijo esto desalienta aún más el poco interés que pudieran tener los más jóvenes por apostarle a esa industria.

Precisó que a la fecha la producción de leche está entre un millón 100 mil y un millón 200 mil litros diarios a lo mucho, lo que refleja todo lo que bajó por esta situación y que orilló a muchos de los productores a vender su ganado.

Si bien dijo que no se cuenta con una cifra exacta de cuánto ganado lechero se ha vendido, porque no se tiene un censo o padrón del hato ganadero en el estado, “nos fuimos a un millón 100 mil litros en cuanto a producción diaria; si lo dividimos entre 30 animales en promedio, más o menos podemos sacar cuántas vacas”, explicó, consideran que son 9 mil productores de leche en Aguascalientes, por lo que estimó que un 20 por ciento se convirtieron tras la pandemia y los nulos apoyos federales.

El presidente de la UGRA agregó que el ganadero en general y el productor de leche ya es en su mayoría adulto mayor, las nuevas generaciones ya no le quieren invertir tiempo y dinero al campo porque ven que no hay retribuciones, por lo que la única forma en que participen es haciendo rentable la industria agroalimentaria.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas