En 2017, cuando el sector lácteo chileno firmó la Declaración de Rotterdam, junto con reconocer la contribución que la actividad genera en lo social y en el aporte de un alimento de alto valor nutricional, también se comprometió con su desarrollo sustentable.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En 2018 el sector lácteo consensuó una Agenda de Desarrollo Sustentable. Crédito: Consorcio Lechero.

¿Qué es la sustentabilidad láctea?

Es la manera de producir y entregar un alimento que proviene desde predios, productores e industria comprometidos con el desarrollo ambiental, económico y social. Y, enmarcados en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de Naciones Unidas, ONU.

Desde el Consorcio Lechero, hacen una revisión de los pasos que se han dado en este camino a través de sus especialistas y del inicio de la iniciativa.

En 2018 el sector lácteo consensuó de manera participativa una Agenda de Desarrollo Sustentable, que se transformó en la hoja de ruta para implementar sistemas productivos más sostenibles, conscientes y comprometidos con el entorno y el ambiente.

“En el corto y mediano plazo, como Consorcio Lechero, seguiremos promoviendo la unión de todos los eslabones de la cadena productiva láctea nacional, para en conjunto seguir impulsando con fuerza el desarrollo sustentable de este importante sector productivo, que juega un rol fundamental en la alimentación saludable de todos los chilenos”.

“En esta mirada colectiva y de cooperación, estamos apoyándonos con los gremios de productores, la industria procesadora, organismos del Estado, las empresas proveedoras de insumos y servicios para el sector lácteo, Universidades, Institutos de Investigación, así como también de numerosos investigadores y asesores”, destacó el presidente del Consorcio Lechero, Sergio Niklitschek.

Predios lecheros: En marcha proceso de certificación

Con un grupo piloto de 180 predios lecheros entre la Región Metropolitana a la Región de Los Lagos, y bajo la modalidad de un Acuerdo de Producción Limpia (APL), actualmente se está desarrollando la primera etapa de la certificación de predios lecheros sustentables.

En esta etapa destaca la importante participación de INDAP, con la incorporación de 50 predios de la Agricultura Familiar Campesina, ya que el “Estándar de sustentabilidad”, está diseñado para que puedan certificarse predios de todos los tamaños y sistemas productivos que existen en nuestro país.

¿Qué significa esta certificación?

“Es un reconocimiento y una señal de certeza al mercado, a los consumidores y a la comunidad, que los procesos productivos que se realiza son hechos de acuerdo a estándares de sustentabilidad validados internacionalmente y que garantizan que se trata de alimentos lácteos que provienen de predios que producen con respeto al ambiente, las personas y el entorno”, comentó la coordinadora del área de Sustentabilidad del Consorcio Lechero, Natalie Jones.

Esta certificación permitirá acceder a la distinción “Chile Origen Consciente”, programa piloto de certificación en sustentabilidad, impulsado por el Ministerio de Agricultura, y que busca evaluar el trabajo realizado en bienestar animal, protección de los recursos hídricos, manejo de residuos, relacionamiento comunitario, entre otros.

La certificación para predios lecheros es una herramienta voluntaria de autoevaluación y gestión que permite declarar que efectivamente se está trabajando en temas de sustentabilidad, lo cual permite certificarse y abrir oportunidades para la lechería chilena.

Natalie Jones, explicó que para apoyar a los predios y a los productores lecheros en este proceso, será vital dar un acompañamiento técnico que permita ir avanzando en las distintas etapas de la certificación e ir ajustando y mejorando los estándares que se está midiendo.

“Recientemente se realizó la capacitación de los equipos técnicos de los departamentos agropecuarios de las industrias procesadoras y otras organizaciones de productores participantes como Corsulat y el GTT de Aproval, quienes apoyarán a los productores”, dijo Jones.

La acción de la industria procesadora

Durante 2022 concluirá el Acuerdo de Producción Limpia Industria Procesadora Láctea Sustentable, en el cual participan las empresas socias del Consorcio Lechero, Nestlé, Colún, Watts, Soprole, Prolesur, y otras empresas relevantes dentro del sector como Quillayes-Surlat, Comercial del Campo, Chilolac y Lácteos Osorno, con sus plantas procesadoras ubicadas en las Regiones Metropolitana, Ñuble, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, que representan el 80% de la leche procesada en Chile.

Este proyecto es impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático y coordinado por el Consorcio Lechero.

Este acuerdo incluye distintos aspectos que contribuyen a que el sector industria procesadora láctea pueda revisar, analizar, mejorar y certificar la sustentabilidad de sus procesos, con una mirada que engloba los componentes ambientales, sociales y económicos.

En eficiencia energética, recientemente concluyó el proceso de capacitación de líderes en esta área, quienes podrán ser motores del cambio al interior de sus lugares de trabajo, contribuyendo a la revisión y mejoramiento de los procesos, como también a crear una cultura interna.

Fueron 26 representantes de estas plantas procesadoras quienes participaron del curso Industrial Energy Manager, impartido por la Agencia de Sostenibilidad Energética.

Hoy se está diseñando el plan de relacionamiento con las comunidades al alero de este APL, en el cual las industrias participantes de este acuerdo establecerán un programa de trabajo que incluirá aspectos como educación ambiental, por ejemplo.

Una herramienta única en su tipo será la guía de medición, verificación y reporte de indicadores de sustentabilidad para las empresas procesadoras, que servirá para hacer un reporte de indicadores de sustentabilidad del sector industrial a fines de este año. La guía permitirá contar con un resumen sobre la gestión de residuos y de la energía, entre otros aspectos.

Lechería circular: ¿Hacia dónde vamos?

Contribuir al manejo de residuos plásticos en los predios lecheros es uno de los desafios ambientales que posee el sector lácteo primario. Es en ese contexto que el Consorcio Lechero está participando en el proyecto «Lechería circular», en el marco de programa «AgroCircular» liderado por RigkChile. El objetivo es darle una solución circular a la gestión de residuos plásticos prediales de forma colaborativa con todos los actores relevantes.

Entre los hitos de este programa, se cuenta la Constitución de la mesa técnica, que tendrá el rol de validar y guiar el trabajo en este proyecto. Esta mesa está constituida por importadores, distribuidores de insumos agrícolas, así como también por los gestores, revalorizadores, servicios públicos competentes, productores de leche y representantes de las plantas procesadoras.

Además, en Lechería Circular finalizó la etapa de levantamiento de información para tener un diagnóstico de la situación actual del ecosistema de gestión de estos residuos y se encuentra en proceso de diseño de pilotos regionales de gestión colaborativa.

Gases efecto invernadero

Finalmente en el importante tema de gases de efecto invernadero, se ha apoyado a INIA, socio del Consorcio Lechero en dos importantes proyectos financiados por FIA. Uno, que nos permitirá medir el balance de carbono de nuestros predios; y, otro que es una segunda etapa en la construcción de una ruta para la carbono neutralidad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas