El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación entrega cada año unos galardones para premiar a los mejores productos locales. Se dividen en cinco categorías.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Pixabay

El queso es uno de los grandes productos de la gastronomía española. En nuestro país existen hasta 26 denominaciones diferentes, para así satisfacer el gusto de cada cliente. En una labor de promoción de los productos nacionales, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación realiza cada año unos premios junto con otros alimentos como el jamón, el aceite de oliva y el vino.

El Premio ‘Alimentos de España’, Mejores Quesos de este año 2021 consta de cinco categorías diferentes: queso de vaca, de oveja, de cabra, mezcla y con mohos o queso azul. Unos galardones destinados a revalorizar el producto nacional de mayor calidad organoléptica y estimular a los productores a conseguir quesos de gran calidad, para mejorar su imagen nacional e internacional en el mercado, pues a veces se quedan limitados a su zona de producción.

Premio por categoría
Mejor queso madurado de vaca: ‘Castillo de Pambre’, Denominación de Origen Protegida Queso Tetilla (Pok Quesera, S.L, Palas de Rei).
Mejor queso madurado de Oveja: ‘Gran Casar’, DOP Torta del Casar (Quesos del Casar, S.L., Casar de Cáceres).
Mejor queso madurado de cabra: ‘Tío Resti’, DOP Queso de Murcia al Vino (Especialidades Lácteas, S.L., Caravaca de la Cruz).
Mejor queso mezcla: ‘El 5º Sabor Umami’ (Quesos Cerrato, Sociedad Cooperativa, Palencia).
Mejor queso madurado con mohos o queso azul: ‘Savel’ (Airas Moniz, S.L., Chantada).

De entre todos ellos, el ganador del premio especial ha sido el queso Gran Casar, que participaba en la categoría de quesos madurados de oveja. Se trata de un queso tipo Torta del Casar, elaborado a base de leche cruda de oveja y cuajo vegetal. Su proceso de maduración es de al menos 60 días.

Valoración de los quesos

Para su votación, tanto los catadores como el jurado tienen un cuenta una valoración sensorial, que consta de dos fases: visual y olfato-gustativa. Esta es una primera prueba que hace las veces de criba, en la que solo pasan a la siguiente fase aquellos que obtengan una puntuación por encima de 80.

Más tarde, los que superan el corte se someten a una valoración físico-química y microbiológica, llevada a cabo en el Laboratorio Agroalimentario de Santander, perteneciente al ministerio. En la última fase tiene lugar la cata y deliberación final del jurado.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas