Los precios de los productos lácteos subieron un 4,6% en la subasta mundial de la noche a la mañana y alcanzaron el nivel más alto de los últimos ocho años, ya que la escasa oferta de leche aviva la demanda del mayor producto de exportación de Nueva Zelanda.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
123 LOS PRECIOS DE LOS PRODUCTOS LÁCTEOS ESTÁN SUBIENDO PORQUE LA OFERTA SIGUE SIENDO ESCASA.

El índice de precios de Global Dairy Trade subió a 1397, su nivel más alto desde marzo de 2014.

El precio medio de la leche entera en polvo, que es el que más repercute en el pago a los ganaderos, fue el que más subió, un 5,6%, hasta 4082 dólares (6041 dólares neozelandeses) por tonelada, y es un 21% más alto que en la misma época del año pasado.

Los precios mundiales de los productos lácteos se han visto favorecidos esta temporada por la menor producción de leche en Nueva Zelanda y en el extranjero, obstaculizada por las malas condiciones meteorológicas y el mayor coste de los piensos. La semana pasada, Fonterra rebajó su previsión de la cantidad de leche que espera recoger esta temporada en un 1,6%, hasta los 1.500 millones de kilogramos de sólidos lácteos, debido a las difíciles condiciones de cultivo de los pastos.

Los compradores “se han dado cuenta de la escasez de la oferta de leche en todo el mundo y están cada vez más dispuestos a pagar el precio para asegurarse el producto”, dijo el director de información sobre productos lácteos de NZX, Stuart Davison.

Señaló que la demanda era global, con compradores de todas las regiones participando en la subasta. Los compradores del norte de Asia se hicieron con más de la mitad del volumen total vendido.

El aumento de los precios de la subasta de la noche a la mañana ha llevado a algunos economistas a elevar sus previsiones sobre los pagos de la leche a los ganaderos para esta temporada, que se extiende hasta finales de mayo.

La última previsión de Fonterra es que el precio de la leche en granja se sitúe entre 8,40 y 9 dólares por kilo de sólidos lácteos. El punto medio de 8,70 dólares por kgMS, que se paga a los ganaderos, sería el nivel más alto desde la creación de Fonterra en 2001 y se espera que aporte más de 13.200 millones de dólares a la economía. Al ser el mayor procesador, su pago establece la referencia para los competidores.

El economista de ASB, Nat Keall, elevó su previsión por encima del rango de Fonterra, a 9,10 dólares por kgMS, desde los 8,75 dólares por kgMS, destacando las “impresionantes ganancias” de los precios de los productos lácteos en la última subasta.

“La escasa oferta mundial está impulsando los precios al alza”, dijo Keall en una nota. “Las condiciones nacionales durante el verano han sido malas, con un tiempo caluroso y seco a la orden del día en gran parte del país. Con una perspectiva de producción más débil también evidente en Europa y América del Norte, es una combinación potente para los precios de los productos lácteos: hay una voluntad por parte de los compradores de pagar grandes primas para asegurar el suministro”.

Keall afirmó que el equilibrio subyacente entre la oferta y la demanda de productos lácteos a nivel mundial debería mantener los precios apoyados durante el resto de la temporada y, dado que los contratos a más largo plazo se estaban negociando con una prima, los precios deberían mantener el impulso a corto plazo.

“A estas alturas del partido, es prácticamente seguro que el precio de la leche en la temporada actual será un récord”, dijo.

No obstante, es probable que los precios se suavicen en la próxima temporada y Keall afirmó que reforzará su previsión en las próximas semanas.

Por su parte, Nathan Penny, economista agrícola de Westpac, afirmó que el buen resultado de la subasta consolidó su previsión de 9 dólares por kgMS para esta temporada.

“A corto plazo, los riesgos para nuestro pronóstico son principalmente al alza”, dijo Penny. “El tiempo seco actual podría hacer mella en la producción neozelandesa y empujar los precios al alza de nuevo. Mientras tanto, los problemas de la cadena de suministro relacionados con Omicron también podrían hacer subir los precios”.

También en la subasta, el precio medio de la leche desnatada en polvo subió un 5%, hasta los 3963 dólares/t, la mantequilla subió un 5%, hasta los 6158 dólares/t, el cheddar subió un 1,1%, hasta alcanzar un récord de 5546 dólares/t, mientras que la grasa láctea anhidra avanzó un 0,6%, hasta los 6720 dólares/t.

Te puede interesar

Una respuesta

  1. Es muy grato y bueno que suban la leche sin ganaderos no hay leche y cuesta mucho trabajo produsir la misma es un trabajo de equipo de familia y jenerasiones y o jala nunca ciga el precio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas