La Organización de Productores Lácteos del Sur (OPL del Sur), que aglutina al 93% de la producción de leche de vaca en el sur de España, aprecia el gesto de la distribución nacional de subir el precio del litro de leche en el lineal para garantizar la estabilidad de la cadena de valor de la leche de vaca.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Una granja de vacuno de leche.

Se refiere al incremento anunciado por la cadena de supermercados Mercadona. Según la empresa, el precio de la leche de marca de distribución subirá entre 2 y 5 céntimos a partir del próximo mes de septiembre. Es decir, el brick de un litro estará por encima de 60 céntimos.

El objetivo es que la industria repercuta esta subida al ganadero y se garantice así la supervivencia de un sector caracterizado por su dimensión, profesionalización y competitividad, que genera valor añadido al medio rural y ayuda a fijar población en los pueblos.

Para la organización, la medida de esta cadena de distribución nacional beneficiará a los ganaderos españoles, que en una primera fase percibirán en torno a dos céntimos más por litro de leche producido. “El paso dado por la empresa española muestra la voluntad de una parte de la cadena por mejorar la situación del vacuno de leche”, indica el presidente de la OPL del Sur, Juan Rafael Leal, quien como portavoz de los productores anima al resto de la distribución a que sigan el ejemplo de estos supermercados.

Acto social

Estos gestos contribuyen, por un lado, a mejorar la rentabilidad del sector del vacuno de leche nacional, tal y como ya se comprometieron en la firma del acuerdo de Productos Lácteos Sostenibles (2013) y en el Acuerdo por la estabilidad y sostenibilidad de la cadena de valor del sector vacuno de leche (2015), ambos promovidos por la Administración.

Por otro, garantizan a la sociedad una leche de vaca de calidad y segura, “como la que se produce en las 475 explotaciones que todavía sobreviven en el sur de España y que por otra parte generan un tejido productivo con un enorme valor añadido en las zonas rurales”, recalca el presidente de la OPL del Sur.

Cabe recordar que el coste de producción medio de un litro de leche de vaca es de 0,35 euros, según un estudio elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sin embargo, en el último año, la industria ha pagado al sector productor entre 0,31 y 0,33 euros por cada litro. Estos precios en origen, unidos al incremento de las materias primas y de los costes energéticos, han agravado aún más la crisis estructural en la que el vacuno de leche lleva sumido años.

Cierres

La situación ha abocado a los productores del sur de España al cierre de las ganaderías. “Las explotaciones de vacuno lácteo del sur de España están en vías de extinción por la falta de rentabilidad y la falta de sostenibilidad económica de las granjas”, señala Juan Rafael Leal. En la última década, por ejemplo, el 30% de las vaquerías andaluzas han sucumbido.

Para los productores, la unidad de acción mostrada en las movilizaciones iniciadas el pasado mes de junio ha sido crucial en este primer movimiento de la distribución. Si bien el avance en los lineales es importante, desde la OPL del Sur insisten al Gobierno central en convocar a todos los eslabones de la cadena –producción, industria y distribución- para diseñar y poner en marcha una nueva hoja de ruta que favorezca la supervivencia del sector del vacuno de leche, una actividad crucial para el medio rural.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas