Los tambos agroecológicos, denominados de doble propósito porque producen leche y carne, alcanzan ganancias que triplican a la de los establecimientos convencionales, y ya hay varios de ellos que comenzaron a envasar su propia leche y comercializarla al público.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“El precio de la leche lo fija la industria. Desaparecen tambos porque no se tiene en cuenta el costo del tambero que está en dólares, cuando los precios están en pesos”, indicó a Télam el director nacional de Agroecología, Eduardo Cerdá, quien sostuvo que “hay que recuperar tambos”.

En ese sentido, explicó que “a los tambos grandes, una vaca les dura tres o cuatro años, lo cual genera un gasto que obliga a producir cada vez más”, y puntualizó que “la propuesta de la agroecología es producir 10 litros diarios por vaca en lugar de 35 litros como los convencionales”.

Indicó que “los tambos convencionales hacen dos ordeñes por día y hasta llegan a hacer un tercero para producir más y afrontar los costos”, y subrayó que “tres ordeñes implican mayor cantidad de personal, lo cual significa mayores gastos”.

Además, precisó que “el 50% de los terneros se mueren porque no les permiten mamar lo suficiente”, y añadió: “en definitiva, los terneros de las vacas holando no tienen valor porque no tienen carne”.

“En la propuesta que elaboramos desde Agroecología y ya pusimos en práctica, cruzamos a estas vacas con una raza que tiene carne. Y al hacer un solo ordeñe, los terneros se alimentan de la vaca, no se mueren, las vacas no tienen mastitis, que es una infección que las deja sin ordeñar, y el ternero se pone gordo y tiene un valor muy bueno en el mercado”, destacó Cerdá.

También remarcó que “no se precisa darle más alimento balanceado a la vaca para que produzca más leche, con lo cual se reducen los gastos”.

Así puso de relieve que “los tambos industriales que sacan 30 litros por vaca, cuando pagan todos los costos, se quedan con una ganancia equivalente a 4 litros”.

En cambio, remarcó que “los que ordeñan 10 litros y venden los terneros, se quedan con una ganancia equivalente a 14 litros”.

Además, destacó que “ya hay varios tambos de éstos que incorporaron sacheteras para vender su leche al público”, y señaló que “sacan $ 40 por litro, cuando hoy reciben $ 32 de la industria láctea”.

“Hoy estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo Social y los municipios de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, para incorporar cinco tambos más a ensachetar y vender su propia leche”, indicó el funcionario.

Con información de Télam.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas