Más tecnificación, robots y producción sustentable es parte de lo que se viene en el sector, que también sufre una fuerte suba de costos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Con una suba acumulada de precios en torno al 40%, y de producción del 20% en lo que va de 2021, la lechería santafesina cierra el segundo año consecutivo de recuperación y empieza a sepultar la dura crisis por la que atravesó tiempo atrás. Los buenos valores internacionales, la mayor infraestructura local y la aparición de líneas de crédito a tasas accesibles llevaron a un incremento notable en las inversiones en el sector, que cada vez apuesta más fuerte a la tecnificación y a la sustentabilidad a partir del reaprovechamiento de desechos.

“Ya no estamos en crisis, pero tampoco en nuestro mejor momento, porque el sector en Santa Fe tiene mucho potencial”, manifestó uno los tamberos consultados por Ecos365 para este artículo, y agregó una frase contundente: “Hace tiempo que no tenemos inundaciones, los precios nos están ayudando, pero sobre todo el hecho de que el Gobierno no haya metido la mano con intervenciones, como hizo con la carne”.

Pero no sólo eso, sino que Nación y Provincia decidieron apostar decididamente para recuperar la lechería, y en el sector lo reconocen. En los últimos dos años notan un incremento en las inversiones en caminos e infraestructura para sacar la producción, pero sobre todo valoran que hayan bajado líneas de financiamiento que les permiten, en algunos casos, consolidar lo que ya tenían, en otros, avanzar varios pasos en materia productiva.

Datos de diciembre de 2021 – Fuente: Ipec

Inversiones en marcha

“Hace 20 años que alquilamos un predio de San Martín de Las Escobas, en el que hemos invertido mucho con el riesgo de perder todo si nos renovaban, y recién ahora vamos a poder comprarlo”, señaló Adrián Viola, referente de Ricolact, pyme láctea que elabora 40 productos. Aunque suene increíble, o no tanto por tratarse de Argentina, había líneas de créditos para compra de maquinaria e insumos, pero ninguna para predios. Recién este año pudieron acceder a uno del programa Santa Fe de Pie, a cargo de la Provincia y del Banco Nación.

“Tenemos una capacidad de producción de entre 40 mil y 50 mil litros por día, y podemos seguir mejorando, sobre todo ahora que vamos a tener la tranquilidad de que lo invertido será nuestro”, se entusiasmó y reconoció que el panorama para el sector ha mejorado mucho. “Si uno mira un listado de las 20 empresas lácteas más importantes, se encuentra con que al menos la mitad hace una década eran pymes y hoy ya son grandes, porque la inversión que han estado haciendo fue muy importante”, analizó en diálogo con este medio.

Horacio Barberis de la Cabaña La Lilia, ubicada en Colonia Aldao, es cauto al comentar el interesante proyecto que tienen en marcha en el establecimiento, al que resume en la intención de darles más “confort” a las vacas. “Si los animales están cómodos, mejoran notablemente su capacidad de ordeñe y tasa de preñez”, apuntó, y añadió que por eso levantarán una nave acondicionada con camas de arena con capacidad para 500 cabezas, y preparada para eliminar el vapor y reaprovechar la bosta como fertilizante. La idea es, a futuro, sumar otras dos naves para alcanzar las 1200 vacas, y avanzar finalmente con la instalación de robots.

Fuente: Ipec

Ya cuentan con todos los estudios de factibilidad aprobados, considerando los 25 mil litros de agua que deberán extraer para atender a los animales, y el impacto ecológico que causará disponer de tamaña cantidad de ganado en pie. “Hoy todo proyecto de inversión en el campo debe pensarse de manera sustentable”, manifestó Barberis. Agregó que por el momento, al pasar de dos a tres ordeñes por día, “estaremos cerca de los 40 litros de leche diarios por vaca”.

La hora de los robots

Por su parte, seis pequeños tamberos de San Jerónimo Norte se unieron para reducir costos y ganar eficiencia armando un nuevo tambo asociativo. Ahora consiguieron un crédito del Banco Nación con el cual robotizarán el ordeñe de vacas, lo que les permitirá incrementar hasta 40% la producción y atender así la demanda de empresas exportadoras de leche. “Estamos armando un modelo con 120 vacas y dos robots, pero que puede replicarse hasta llegar a cuatro o seis iguales, con 600 u 850 vacas”, indicó Daniel Eberhardt, uno de los integrantes de Pro Tambo.

“Los robots permiten automatizar todo el proceso, porque la vaca acude sola a ordeñarse cuando se llena de leche la ubre. De esta manera, el tambero no tiene que ir dos veces por día a ordeñarla, sino que su tarea tiene horarios más acotados y se limita a alimentarlas y supervisar todo”, explicó. Se trata de una tecnología costosa, por eso todavía poco extendida en el país. Sin embargo hay consenso en que es lo que se viene, y que lejos de reemplazar el trabajo del tambero, se lo facilita a la par de vuelve mucho más eficiente el proceso. Para avanzar en este recambio tecnológico, hacen falta más créditos, aunque no es lo único que debe mejorarse para convertir la recuperación de la lechería en crecimiento.

Fuente: Ipec

Lo que falta

Los actores consultados consideraron que todavía se requiere avanzar más en la infraestructura local de caminos para facilitar los ingresos a los establecimientos y el transporte de lo producido, pero también reclamaron mayores controles sobre los proveedores. “En seis meses nos subieron más de 100% los precios en dólares de los fertilizantes, y así se hace muy difícil, porque no hay justificación para semejante ajuste y no podés planificar nada”, se quejó Barberis.

Pero también hizo una autocrítica sobre una realidad del sector. “Las generaciones más grandes han fallado en no incorporar a las más chicas, y por eso hay casos de gente que se está retirando y no encuentra quién pueda continuar con el negocio. Hay que incorporar a los jóvenes, que generalmente están más empapados con la tecnología que es justamente lo que estamos necesitando”, cerró el referente de La Lilia.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas