La Cámara de Agricultura de Bretaña junto con el Instituto francés de Ganadería Idele...
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Cámara de Agricultura de Bretaña junto con el Instituto francés de Ganadería Idele han llevado a cabo un estudio durante 8 años en la finca experimental de Trévarez (Finisterre), para comparar un sistema lechero a base de pasto con el mismo sistema a base de maíz, analizando sus resultados técnicos, económicos y ambientales. Los resultados del estudio son los siguientes:

Producción de leche

Es bastante similar en ambos sistemas. Con la ración maíz + harina de soja, las vacas producen más leche (8.162 kg de leche) frente al sistema de hierba (7.608 kg), sin embargo, con este último se descarta menos leche (porque hay menos mastitis). Al final, la leche vendida por vaca está casi equilibrada (7.551 l en ración de maíz y 7.167 l en el sistema de pastizales).

Resultado económico

El coste de la alimentación es mucho menor en pastoreo (58 €/1.000 l) en comparación con el sistema de maíz (79 €/1.000 l). La producción en pastoreo es ligeramente inferior, con se indicó en el apartado anterior y el precio resulta algo mayor (381 €/1000 l en sistema de maíz y 385 €/1000 l en pastoreo).

El resultado final supone un beneficio para el ganadero de 24 €/ 1000 l superior para el sistema de pastoreo que en el de maíz: 100 €/1000 l en pastoreo frente a 76 €/1000 l a base de maíz.

De acuerdo con los resultados del estudio en un período de 5 años, con unas entregas de 400.000 l y suponiendo que se mantiene todos los años el diferencial de 24 €/1.000 l, un ganadero con un sistema a base de hierba se habría beneficiado de 48.000 € más que el que tuviera un sistema a base de maíz, destaca el estudio

Impacto medioambiental

Las emisiones de gases de efecto invernadero son similares en ambos sistemas (0,95 kg CO2 / l de leche), pero el sistema de pastizales permite almacenar más carbono, por lo que la huella de carbono neta es menor en el sistema de pastos (0,81 kg C02 / l de leche frente a 0,86 kg de CO2 / l en maíz).

Condiciones del estudio

Se compararon dentro de la misma finca experimental dos grupos, ambos con 60 vacas lecheras y una carga ganadera densidad de 1,5 UGM/ha bajo dos sistemas de alimentación diferentes:

A base de pastos: 40 ha de pastos de accesibilidad para las vacas, 28% maíz en la superficie forraje principal y 4,2 ha de cereales.

A base de maíz: 15 ha de pastos de accesibilidad para las vacas, 46% de maíz en la superficie forraje principal y 5,4 ha de cereales.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas