La información de venta de la participación de Fonterra en la empresa Soprole (que controla el 99,89% de las acciones) remeció a la industria lechera hace unas semanas, tema que abordó el presidente de Fedeleche, Marcos Winkler, en el programa El Agro, junto a Verónica Díaz.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Para Winkler, esta es una gran oportunidad para la industria láctea chilena. “Creemos que si bien es cierto los montos son bastante altos, pero la opción de tener a los agricultores reunidos bajo el alero de una cooperativa es una tremenda oportunidad”, señaló.

Además, agregó que “estamos trabajando duro para ver si logramos juntar los fondos necesarios para comprarla. El desarrollo del pais tiene quedarse a través de cooperativas, por lo tanto tenemos que lograr producir mas leche y comercializarlas y producirlas a través de cooperativas”.

Sostenido crecimiento

El mercado de la leche está en un mejor momento, de hecho en 2020 la producción de leche aumentó en un 6,3%. Sin embargo, la sequía ha generado un impacto en este sector.

Winkler explica que “en la primera temporada de otoño tuvimos una sequía y eso impidió que en el primer semestre pudiéramos aumentar esa producción, pero creemos que en la segunda parte del año logremos aumentar un cierto porcentaje, por lo que deberíamos llegar de aquí a fin de año a un crecimiento de 3%”.

Y agrega que si bien no se replicaría el incremento del año pasado, igualmente es destacable, ya que “significa que el país efectivamente está en este espiral positivo de aumentar la producción y tener una buena comercialización”.

Preocupaciones del sector

Si bien el sector está en un momento positivo, hay algunos aspectos que están generando preocupación. Uno de ellos es el aumento en los costos de producción, el que ha aumentado en un 30% este año.

“Deberían estabilizarse los precios de los insumos a la baja, como el transporte y mercado en sí de insumos que se vio afectado por la pandemia, con las nuevas estadísticas mundiales se estabilizarían y por lo tanto los precios deberían bajar. Pero también el precio a la leche pagado a productor debería continuar con su estructura al alza, así corresponde”, explica Winkler.

Por otro lado, la industria lechera también se ha visto afectada por el cambio climático, ante lo cual -dice Winkler- hay que tomar medidas urgentes.

“Como país estamos necesitando muy fuertemente una política que tenga relación con la reserva de agua. No hay un política clara en todo el país que diga cómo podemos juntar aquella agua que cae en momentos bien específicos, tanto en el invierno como en la primavera, y que se va al mar. Lo necesitamos con mucha urgencia”, indicó.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas