María Beatriz Canna, más conocida como Maribí, es la cuarta generación de una familia de larga tradición lechera. Está al frente de un tambo en el que trabaja también su hijo y que está ubicado en la localidad santafesina de Pellegrini.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Su familia vino de la zona de Torino, en Italia. Allí eran productores agropecuarios y esos conocimientos les permitieron trabajar la tierra, arrancaron con la agricultura y luego sumaron la lechería.

“Con el paso del tiempo fuimos mejorando y sumando tecnología al tambo. En el campo hacemos ganadería y agricultura pero a mí lo que me gusta es la lechería”, explicó Maribí a Bichos de Campo.

Escuchá la entrevista completa:

La productora dijo que “el tambo es una tradición en la familia. No lo hacemos por la cuestión económica sino por amor a esa producción, porque si vamos a los números no siempre se gana y por eso mismo los pequeños productores van cerrando. También hay otros que no tienen descendencia o sus hijos no quiere seguir y deben cerrar o alquilar el tambo”.

Canna dijo que “esto es lo que más me gusta, no es una actividad monótona, se trabaja en equipo con empleados e ingenieros”.

Además seguir en la actividad tiene que ver con los recuerdos familiares: “Desde chica iba al tambo y mi papá nació en la casa donde ahora vive el tambero. Además fue muy lindo como pasamos de un trabajo más manual a otro más moderno y es muy gratificante ver los cambios y cómo va evolucionando todo. Y es una forma de tener objetivos de largo plazo”.

Maribí tiene tres hijos. El varón, que es el mayor, empezó a ayudarla en el trabajo diario. “Es un gusto tenerlo al lado mío y es ua placer y orgullo saber que hay una quinta generación que va a seguir con esto”.

En cuanto a la economía de los productores de leche, dijo que los numero no dan bien muchas veces y que por eso hacen agricultura, que en parte se destina a la alimentación de las vacas. “Hacer el silo es carísimo y por eso sembramos para subsidiar a la lechería”, indicó. “Lamentablemente hace años que venimos renegando con lo mismo, el precio )de la leche) no cubre la suba de costos y te pagan a los 45 días, cuando todo aumentó el doble o el triple. Hay meses más apretados que otros”.

Maribí también fue parte del grupo organizador del tractorazo que se hizo a Plaza de Mayo pocos días atrás. Al respecto señaló que “en este equipo de trabajo, del que participo desde el 2019, siempre nos manifestamos porque el gobierno no dio respuestas y cada vez que necesita dinero ponen más impuestos y entre la inflación, la diferencia cambiaria, es terrible como se trabaja”.

“Me gustaría ir más tiempo al campo pero me la paso haciendo papeles, tramites con abogados y contadores y es agobiante y a veces no llegas a disfrutar de lo que estás haciendo”, relató.

Dijo además que los funcionarios “no implementan medidas económicas claras, cada vez hay más ministerios, no hay soluciones, cierran exportaciones y vemos que hacen cosas incoherentes y por eso hicimos la marcha a Buenos Aires”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas