Así lo reflejó la última encuesta realizada por el Movimiento CREA, donde además se advirtió sobre el faltante de insumos importados que son necesarios para la actividad agropecuaria. Las perspectivas para la ganadería y lechería.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En la parte final del 2021, sigue en aumento el nivel de incertidumbre que hay en el mundo agropecuario, como consecuencia de la falta de una política hacia el sector y por la crisis económica que atraviesa la Argentina. Todo esto quedó reflejado en la última encuesta que realizó el Movimiento CREA, a 1.146 empresarios que integran la entidad, que de manera cuatrimestral permite conocer la opinión de cada uno de ellos.

Al respecto, un 65% de los encuestados prevé que la situación económica del país dentro de un año será peor que la actual, mientras que otro 27% estima que seguirá sin cambios. En ese sentido, los empresarios señalaron que están desarrollando diferentes estrategias defensivas con el objetivo de intentar resguardar capital frente a una economía inflacionaria, entre las que se encuentran coberturas de precios de productos e insumos, como así también instrumentar integraciones productivas o comerciales con el propósito de incrementar el volumen del negocio sin aumentar los costos fijos.

Además, en pleno desarrollo de la cosecha de trigo y cebada, y la siembra de los cultivos de verano, como soja y maíz, los empresarios advirtieron sobre las complicaciones que hay para adquirir insumos importados, que son necesarios para el desarrollo diario de la actividad agropecuaria. En ese sentido, un 71% de los encuestados que necesitaron adquirir insumos importados en los últimos cuatro meses, indicaron que registraron inconvenientes para adquirirlos. Por otro lado, comentaron que, en orden de importancia, los mayores problemas ocurrieron con neumáticos, repuestos, fitosanitarios, maquinaria y fertilizantes.

Además, mientras avanza la actual campaña agrícola, la encuesta reflejó una pequeña suba de participación del área de maíz, al realizar la consulta sobre la intención de siembra de cultivos agrícolas, mientras que en el caso del girasol y el sorgo se proyecta una reducción respecto del ciclo anterior. Hay que recordar que en momentos donde las entidades del campo siguen denunciando una intervención “indirecta” del Gobierno en los mercados de trigo y maíz, se aguarda una producción récord de ambos cultivos.

En las últimas horas, los integrantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) advirtieron que desde el Estado Nacional y desde la cadena se han realizado “acuerdos tácitos” de comercialización que impiden la normal puja por los productos y como consecuencia el productor obtiene un menor precio que el que debería recibir finalmente. También señalaron que dicho accionar, sumado a la distorsión cambiaria, genera que los productores reciban unos 4263 millones de dólares menos en trigo y unos 9 mil millones de dólares menos en maíz, los cuales no siempre quedan en su totalidad en manos del Estado.

Es por eso que desde la entidad que preside Horacio Salaverri, pidieron rever “el accionar político de espaldas al productor, que solo conlleva a perder la credibilidad, retraer la confianza y, por consiguiente, la inversión y la producción. El campo esta para aportar a las soluciones de los problemas de nuestro país, siempre y cuando le dejen expresar su potencial libremente”.

Ganadería y lechería

Otro aspecto destacado de la encuesta del Movimiento CREA es lo relacionado a la situación actual de la ganadería, afectada por la intervención del Gobierno en las exportaciones de carne vacuna y la crisis económica. En las últimas horas circuló un documento de trabajo del ministerio de Agricultura, en el cual se indicaría que continuarán el año próximo las restricciones para comercializar carne al mundo. Una situación que seguirá provocando enormes perjuicios a los diferentes eslabones de la cadena de ganados y carnes.

El relevamiento a empresarios de CREA reflejó que las restricciones hídricas presentes en buena parte del norte argentino, perjudicaron las condiciones de los rodeos de cría bovinos, mientras que en la zona pampeana, en general, la situación de los mismos es adecuada. Además, comenzó a registrarse un proceso de retención de vientres en la mayor parte de las regiones CREA, “el cual se encuentra asociado a la necesidad de resguardar el capital de las empresas frente a la creciente depreciación del peso argentino”, expresaron.

Por último, la mayor parte de los empresarios lecheros aguardan un incremento sostenido de la producción, en base tanto al aumento de producciones individuales como del rodeo lechero. Según explicaron desde la entidad, “buena parte del fenómeno se explica por una situación climática benigna para la actividad, que permite expresar la contribución de aportes nutricionales y tecnológicos orientados a mejorar el confort de las vacas lecheras”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas