La crisis de precios en el sector de la leche vuelve a poner en el ojo del huracán a Mercadona, o a sus proveedores, por no cubrir los costes de los ganaderos en sus contratos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En esta ocasión, ha sido la Unió de Pagesos ha denunciado que Làctia -la principal proveedora de leche a Mercadona- no reconoce a los ganaderos a los que recoge la leche – la mayoría de ellos asociados a cooperativas Vaqueros de Osona y Plana de Vic – que les paga por debajo de costes. La semana comenzó con el rechazo por parte de esta industria a recibir la leche, unos 182.000 litros de leche previstos para esta semana, poniendo en riesgo el futuro de las explotaciones.

Finalmente, Làctia accedió a recoger la leche pero sin aceptar el condicionante de los ganaderos que era que se detallase en el contrato que los ganaderos aceptaban el precio por necesidad ya que el precio ofrecido continuaba sin cubrir los costes de producción.

La organización señala como el causante de este conflicto al Gobierno nacional, que se ha mostrado reiteradamente ineficiente y permisivo en la medida que ampara que determinados agentes económicos que operan en la cadena alimentaria abusen de su poder alterando el mercado y sin ningún tipo de consecuencia. En este sentido, Unió de Pagesos considera que el Ministario debería trabajar para mejorar la legislación y dotarse de las herramientas necesarias para evitar este tipo de abusos, donde se paga por debajo de costes, conduzcan a la ruina de determinados sectores de producción -en el caso que nos ocupa , el lleter- y pongan en riesgo el modelo de economía familiar, de fijación de gente en el mundo rural y de gestión del territorio.

En este sentido,Unió de Pagesos trabaja para que la modificación de la Ley de la cadena alimentaria, que en septiembre se debatirá en el Congreso, corrija estas injusticias. Entre otros aspectos, la organización ha incidido en que esta ley «fije la cuota a partir de la cual se puede hablar de posición de dominio en la cadena alimentaria. Esto permitiría detectar y penalizar malas praxis como el arrastre de precios a la baja, o la utilización de determinados productos, como la leche, de producto reclamo».

Para la organización agraria, para hacerse una idea de cómo están sufriendo los productores de leche simplemente hay que fijarse con los datos del Observatorio del Vacuno de Leche según las que el umbral de rentabilidad (es decir, el precio medio a partir del cual un ganadero empezaría a tener beneficio) es de 37,31 céntimos de euro / litro (ct € / l) de media, aunque asciende a 39,5 cts € / l para el 85% de las granjas de leche catalanas, mientras que el precio medio que percibe a día de hoy el vaquero catalán es de 33,28 ct € / l. Y también explicitan el abandono del sector: de las 1.633 explotaciones lecheras catalanas del año 2000, en diciembre de 2020 sólo quedaban 439, es decir, en dos décadas se han perdido 1.194 explotaciones en Cataluña, un 73,1 %.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas