La modernización de la industria lechera impulsó la creación de nuevas variantes del producto para llegar a más personas.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La falta de lugares de distribución como la falta de quién venda el producto lleva a las personas a no considerar la leche bronca. Foto: Bibiana Diaz | El Sol de Puebla

La mercadotecnia generada por las grandes compañías lecheras, provocó que con el paso del tiempo la leche bronca se dejara de consumir entre las familias mexicanas, pues se lanzaron una gran cantidad de productos personalizados que llamaron la atención de los consumidores.

Beatriz Pérez Armendáriz, directora de la Ingeniería en Biotecnología de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), dio a conocer que anteriormente solo existía la leche fresca, y por lo tanto, no había competencia en el mercado.

Sin embargo, con la llegada de la revolución industrial, el sector lechero se fue modernizando y se crearon nuevas variantes del producto para llegar a más personas.

“La mercadotecnia ha jugado un papel muy importante para cambiar los hábitos de consumo, pues ha personalizado las cosas para llamar la atención. Antes solo había leche bronca, ahora hay leche deslactosada, leche de almendra o hasta leche para 40 y más. Esta gran variedad de productos, ha ido desplazando a la leche de vaca que se consumía”, precisó.

Esta declaración, se relaciona con lo comentado por Alma Santamaría, ama de casa, que adquiere leche deslactosada para el cuidado de sus hijos y de ella, pues la entera les causa problemas intestinales.

“Cuando yo iba en la primaria mi mamá nos daba leche bronca, pero lamentablemente lo natural no siempre es lo mejor, porque si no se hierve de forma correcta nos puede causar enfermedades (…) Yo me llegué a enfermar en varias ocasiones, por lo que ahora no quiero que mis hijos pasen por lo mismo. Mejor prefiero comprar la leche de caja”, precisó.

La mujer, explicó que otro factor que influyó para que dejara de consumir la leche bronca, fue el doble gasto que realizaba, pues se tiene que comprar el producto, y luego utilizar gas para hervirla.

“Yo creo que también se dejó de consumir porque implicaba un doble gasto, para comprar la leche y el gas para hervirla. No descarto que también sea por comodidad, pues ahora solo llegas, la abres y la tomas”, informó.

AMAS DE CASA, CON DIFICULTADES PARA CONSEGUIR LA LECHE BRONCA

En el estado de Puebla, aún hay personas que continúan consumiendo la leche bronca, sin embargo, les cuesta conseguir el producto, por lo que optan por marcas reconocidas.

Guadalupe Montes Pineda de 33 años, dio a conocer que ella prefiere consumir la leche de vaca, pero en la zona que vive ya es difícil encontrarla a la venta, pues no hay lugares de distribución y mucho menos, lecheros que la lleven directamente en los hogares.

Esta problemática, hace que la mujer opte por acudir al supermercado y adquirir la leche de caja, pues les más fácil a tener que buscar un lugar donde se comercialice el producto fresco.

“Yo no tengo problema con consumir leche de vaca, pero cada vez es más difícil tener acceso a ella porque ya no la venden en cualquier lado. Antes había lugares donde la distribuían o pasaba el lechero, pero ahora ya no vemos nada de eso (…) Esta situación, hace que yo me incline por las grandes marcas para mayor comodidad”, concluyó.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas