Una vez más el Ejecutivo nacional retoma la iniciativa de imposición de un nuevo gravamen a la producción, esta vez llamado a la “renta inesperada”. Podemos enumerar el sinfín de argumentos técnicos, de por qué se trataría de una doble imposición, de su inconstitucionalidad, etc.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También podríamos cuestionar su racionalidad, poniéndolo en línea con la cantidad de tributos, entrecruzados, que restan competitividad, que exportan costos, que retraen la actividad económica, que hacen huir a quienes quieren invertir, que restan previsibilidad.

También se podrían enumerar los desincentivos que provoca para el sector productivo, los generadores de ingresos genuinos y empleos.

Todo eso ya entró en la discusión.

Lo que no podemos admitir es la discusión de ningún otro tributo, el esfuerzo ya está siendo hecho por la sociedad en su conjunto, incluido el sector privado.

No hay margen para nuevos tributos. El Estado debe controlar sus gastos y eficientizarlo para lograr que el país sea competitivo.

Adhieren por la Mesa de la Producción de Córdoba

• Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCba)
• Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC)
• Cámara de Comercio de Córdoba (CCC)
• Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (CaCEC)
• Cámara de la Construcción – Delegación Córdoba (Camarco)
• Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez)
• Confederación Intercooperativa Agropecuaria Córdoba (Coninagro)
• Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)
• Federación Agraria Argentina – Distrito Córdoba (FAA)
• Federación Comercial de Córdoba (Fedecom)
• Sociedad Rural Argentina – Distrito Nº 4 (SRA)
• Unión Industrial de Córdoba (UIC)

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas