La titular del agro, María Emilia Undurraga destacó los esfuerzos de los emprendedores lácteos por entregar alimentos sanos y saludables en la zona austral.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En primavera comienzan las pariciones de terneras en los campos magallánicos y las vacas inician su producción lechera. Una historia antigua que en el pasado aportó las proteínas y vitaminas a los habitantes del austro. Y que hoy, algunos ganaderos apoyados por INDAP y el Gobierno Regional intentan recuperar.

Y es que, en el pasado, las lecherías estaban desperdigadas por todos lados, con reparto a domicilio y entregas que llegaban hasta los 5000 litros diarios. Un boom que comenzó a decaer a fines de los años ochenta, casi al mismo tiempo en que desapareció de los barrios el grito barítono y cortante que anunciaba el reparto domiciliario: “lecheeeeeero, leeeche”.

José Luis Mallada, representa a la tercera generación de lecheros en su familia. Su abuelo llegó de España, en la década del veinte e inició la primera lechería arrendando vacas hasta tener las propias. Desde entonces que produce, en el sector de Lynch, a poco más de 6 kilómetros al suroeste de Punta Arenas.
“En la temporada pasada llegué a sacar 280 litros diarios y ahora tengo una tina quesera de 500 litros. Mi meta es pasar esa cantidad. Y ojalá me quedara chica la tina. Esta temporada esperamos aumentar con toda la tecnología y maquinarias que hemos incorporado”, explica José Luis Mallada, ganadero lechero de Punta Arenas.

Para enfrentar la temporada primaveral, cuenta con una sala especial de 50 metros cuadrados aproximadamente para producir queso. Ahí tiene una tina quesera, con capacidad para trabajar 500 litros de leche fresca y una máquina pasteurizadora. La inversión fue apoyada por INDAP y el Gobierno Regional de Magallanes y supera los 13 millones de pesos.

Para la Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, el trabajo que realiza José Mallada es clave para mantener una alimentación fresca, saludable y amigable con el medio ambiente.

“Para tener un buen queso hay que ordeñar las vacas, preparar las praderas y todo un procedimiento que finalmente permite llevar el campo a la mesa de los chilenos y chilenas”, destacó Undurraga.

A su vez, alentó a las autoridades a seguir con el trabajo colaborativo y el apoyo a los emprendedores rurales que buscan mejorar la dieta y alimentación a partir de tradiciones y medidas sanitarias óptimas.

Por su parte, el seremi de Agricultura, Alfonso Roux, valoró el apoyo que está dando el sector para recuperar la producción quesera que tuvo en el pasado la región. “Hoy, con este apoyo se le está dando un reimpulso a la tradición lechera y al queso, de manera de recuperar la tradición que se producían hace bastantes años atrás”.

Por su parte, el director de Indap, Petar Bradasic, dijo que la “idea es recuperar las lecherías que sobreviven y ayudarlas a que se modernicen, entregándoles mejor tecnología y aportando con los conocimientos necesarios para que mejoren sus procesos de producción y comercialización. Esa es una de las tareas del gobierno y hacia allá estamos concentrando hoy nuestros esfuerzos”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas