Karen Somalera, como la habían bautizado, ganó el mayor premio en los programas de calificación morfológica español de raza frisona.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Karen Somalera era una vaca española de raza frisona que falleció después de ser calificada ocho veces excelente y ofrecer grandes producciones de leche durante sus 10 lactaciones.

El animal nació el 13 de noviembre de 2008 en Somalera, Cantabria, el lugar que fue testigo de sus múltiples récords y premiaciones.

La última fue el pasado 27 de febrero, cuando obtuvo por octava vez la categoría de excelencia que ofrece el programa de calificación morfológica de la raza. Con una calificación de 93 puntos, se destacaron los 96 de patas y pies y los 94 de la estructura lechera.

Su estatura era mediana, tenía un muy buen tamaño de patas y un gran sistema mamario, que le permitió mantener a lo largo de su vida 10 partos: nueve hembras y un macho.

En una entrevista de 2019, después de haber recibido su séptima calificación excelente, su dueño Juan Carlos Media expresaba que “su virtud es ser muy sana, muy lechera y preñar muy bien”.

Karen demostró que con una buena genética y morfología, los animales pueden ser más longevos y productivos.

Según el premio Mérito a la Producción Vitalicia en 2019, hasta ese momento la vaca había producido un total de 132.399 kg de leche, 4.157 kg de grasa y 4.191 kg de proteína.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas