Tenía 76 años y desde 1991 mantenía un bajo perfil. La causa judicial que lo investigó fue cerrada en 2002 y lo dejó “libre de culpa y cargo”. Había reaparecido este año para hablar tras la muerte del ex presidente.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Miguel Ángel Vicco dejó su cargo tras la difusión de la denuncia en su contra.

Miguel Ángel Vicco, ex secretario privado de Carlos Menem y acusado por la supuesta venta de leche en mal estado en 1991, murió este lunes a los 76 años, tras sufrir una complicación derivada de una operación por una obstrucción intestinal, confirmaron a Infobae fuentes de su círculo íntimo,

Vicco enfrentaba un cuadro de Parkinson que fue empeorando desde hace más de un año y su cuadro clínico se complicó en los últimos meses. Debido a la obstrucción que ocurrió el sábado, tuvo que ser internado y operado de urgencia en un sanatorio privado del barrio porteño de el sábado a última hora y desde ayer había quedado “en manos de Dios”, relató el informante que lo acompañó sus últimos años.

El nombre de Vicco terminó salpicado por una causa judicial que investigó la compra para el entonces Ministerio de Salud y Acción Social de 47 toneladas de leche en polvo que, según pericias difundidas por los medios en ese momento -noviembre de 1991- no habría estado en condiciones para el consumo humano. Por el escándalo político que se generó en torno a los pormenores del caso, el funcionario -que fue acusado junto al empresario Carlos Spadone, otro amigo personal de Menem- terminó afuera del gobierno.

Recién en setiembre de 2002, tras más de una década de investigaciones, la Justicia Federal dio por cerrada la causa y eximió de culpa y cargo tanto a Vicco como Spadone por no encontrar delito.

La única vez que Vicco dejó atrás el bajo perfil que mantuvo desde su salida del gobierno fue el día que falleció Menem. En una entrevista lo colmó de elogios: “Fue un hombre que nos introdujo en el mundo, si hoy tenemos celulares, tenemos computadoras, es por los actos de ayer. “Lamento mucho cómo se estropea la imagen pública de quien fue uno de los principales presidentes de nuestro país . Hay millones de ejemplos (de su buena gestión)… el campo se industrializa en los 90″, resaltó.

En una entrevista que concedió al periodista Eduardo Feinmann en febrero, el propio Vicco contó que fue secretario privado de Menem después de “una confianza de muchos años, de tener amigos en común, de ir trabajando y de tener pensamientos en común. Yo soy menemista, tengo una diferencia con los que se llaman peronistas y kirchneristas, creo en la economía de mercados, en la libre competencia, en la eliminación de impuestos”.

Según revelaron hoy las fuentes de su círculo íntimo, Vicco continuó en contacto con amigos y dirigentes políticos y sindicales cercanos al menemismo, pero abandonó cualquier tipo de actividad política. Se dedicó a su actividad empresaria -aunque heredó La Vascongada, la vendió antes de asumir como funcionario- y a mantener una intensa vida familiar, con su esposa Marta, y sus tres hijos y sus nietos.

El de la leche en mal estado fue una de las primeras causas por corrupción que golpearon con fuerza en el inicio del gobierno de Carlos Menem. La denuncia tras la difusión del caso por el diario Página 12 estuvo a cargo del también fallecido dirigente socialista Simón Lázara, que era en 1991 también vocero del ex presidente Raúl Alfonsín. En 2002, la Justicia Federal finalmente sobreseyó a todos los involucrados y los dejó “libres de culpa y cargo”, una decisión que quedó firme.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas