Mastellone Hermanos recibió el Premio Ciudadanía Empresaria de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) por el uso sustentable y eficiente de la energía. En este sentido, Natalia Bernasconi, gerenta de Sustentabilidad de Mastellone Hermanos, dialogó con Pablo Gago para el programa Futuro Sustentable, en AM 1220.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Futuro Sustentable: ¿Cómo vienen trabajando en materia de uso eficiente de la energía en la empresa?

Natalia Bernasconi: Nosotros estamos implementando desde 2016 la norma ISO 50.001, que tiene que ver con sistema de gestión de la energía, en Planta Armonía. Lo que hacemos es determinar cuáles son las fuentes energéticas más significativas de consumo. A partir de ahí, hacemos un relevamiento de los equipos. En 2017, relevamos alrededor de 17.000 equipos. De esos equipos, mapeamos los más críticos para luego poder establecer los usos más significativos de energía. La norma lo que tiene es que te va trazando un camino de acción y vos vas evaluando cuáles son los puntos de ajuste. En 2017, arrancamos con la Planta General Rodríguez, el más grande de la compañía. En ese plazo de un año, llegamos a ahorrar más de 3,5 millones de kilowatts. Es súper tangible y la mejora se nota de inmediato.

FS: El mapeo o monitoreo que ustedes hacen a nivel energético, ¿Cada cuánto se hace?

NB: El monitoreo es mensual. Después, se va traccionando un indicador anual, que es el que está en el Reporte de Sustentabilidad. Uno lo va cotejando con la facturación como para poder hacer una trazabilidad del costo. En lo que va de todo el proceso, llegamos a ahorrar más de 15 millones de kilowatts. Eso deviene en el ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero. El equivalente en kg de CO2 es más de 4 millones y medio. Ahí nos dimos cuenta que esto también nos sirve para concientizar al público en torno a este tema. Cada acción, tanto mínima como grande, contribuye a la reducción del consumo energético y de la emisión de gases de efecto invernadero.

FS: ¿La automatización cumplió un rol fundamental en el encendido y apagado de luces y equipos?

NB: Sí, exacto. La automatización sirvió también para adecuar diferentes parámetros productivos a reducciones de pérdidas, algo importantísimo en nuestra industria. No solo que el equipo puede trabajar ineficientemente y se pierde materia prima láctea, sino que redunda el impacto ambiental. Entonces, un pequeño ajuste, ya sea de una adecuación de una turbina, puede atenuar el impacto. Los interruptores de apagado de los equipos cuando finaliza el uso se han identificado, mapeado e instalado. Incluso, hemos cambiado otros. Son cuestiones que vas identificando a medida que las vas implementando en diferentes sectores.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas