Las empresas buscan atender las nuevas demandas de sus clientes donde se cruzan tendencias de consumo, producción y cuidado del ambiente
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Eventos LA NACIÓN; Negocios del Campo Fabián Malavolta

En el marco del sexto capítulo de “Negocios del Campo”, evento organizado por LA NACION, Diego Caponi, gerente de Agronegocios en Cervecería y Maltería Quilmes; Nicolás Winschel, gerente ejecutivo de Negocio de YPF; y Guillermo Fazio, director de Supply Chain y Operaciones de Nestlé, hablaron sobre cómo con innovación y sustentabilidad las compañías aprovechan las oportunidades que se generan en el mundo.

Fazio detalló que hay dos tendencias que vienen en crecimiento en el mercado. Una tiene que ver con consumidores que buscan naturalidad en los productos, que están más informados, que quieren entender el producto y la cadena de valor. “No solo quieren saber qué van a consumir, como está compuesto el producto, sino también cómo llegó hasta su mesa. Además, buscan que las organizaciones sean responsables con el medio ambiente, con las personas y las sociedades”.

Guillermo Fazio, director de Supply Chain y Operaciones de Nestlé

La otra tendencia es un consumidor que busca productos que le hagan bien a su salud, le permitan desarrollar su vida y sentirse cómodo. En esa línea, la empresa de origen suizo invirtió US$16,5 millones para lanzar al mercado leche orgánica y la leche A2, de fácil digestión.

“Es un orgullo que tengamos como argentinos tambos orgánicos certificados”. Para este proyecto la empresa trabajó con 25 tambos, 17 de leche orgánica, y ocho productores de leche A2. Fue un proceso que llevó dos años y trabajó junto con la Organización Internacional Agropecuaria (OIA), que es la que otorga los permisos.

“La certificación de un tambo orgánico lleva de entre dos y tres años mínimo, porque requiere toda una regeneración del entorno del campo”, detalló el ejecutivo.

Oportunidades

El año pasado, Quilmes lanzó la primera cerveza orgánica del país, la Patagonia Sendero Sur, que se produce en Tres Arroyos. También desde 2019 produce cebada agroecológica. “Fue un proyecto que se inició con una prueba piloto de 10 productores de Tres Arroyos en 270 hectáreas; tuvo muy buenos resultados por lo que el año pasado lo duplicamos en cantidad de productores y superficie. Este año sumamos también productores del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires”, explicó Caponi.

Hoy en día la palabra sustentabilidad cada vez está más presente en el ciudadano común. Por esta razón cuenta con una plataforma propia de sustentabilidad a la que llamaron “100+”. El nombre tiene origen en que la compañía aspira a estar 100 años más elaborando productos para los consumidores. Trazaron cinco compromisos al 2025 y uno de ellos es la agricultura sustentable. Trabajan con productores de cebada, maíz y lúpulo “conectados, entrenados y empoderados”.

En la misma línea de ofrecerle al cliente lo que está necesitando, Nicolás Winschel, gerente ejecutivo de Negocio YPF, explicó que en 2018 la empresa realizó un análisis sobre hacia dónde querían llevar el negocio del agro en YPF. “Llegamos a la conclusión de que había un potencial realmente grande y que no le encontrábamos el techo, que iba mucho más allá de reposicionar una marca y que fue un cambio de modelo de negocio.”

Explicó que en 2018-2019 la empresa participaba de un mercado de gasoil lubricante de unos 1500 millones de dólares “en posición de liderazgo absoluta”, pero dejando de lado el 90% de los insumos de un productor. Esto significa unos 6 a 7 billones de dólares adicionales en un mercado total de casi nueve billones de dólares.

Por ello explicó: “Decidimos cambiar un modelo de negocio que iba de la venta de productos muy transaccional, como puede ser la de gasoil o lubricantes, a una venta de una hectárea integral, de soluciones con un portfolio que se lleva adelante a través de la relación, de salir al campo e ir a buscar al productor. Pero el gran diferencial fue que pasó a ser la única plataforma abierta”.

Así, un productor que es visitado por un representante comercial de toda la red de la compañía tiene la posibilidad de adquirir “la mejor biotecnología del país, lo mismo con los sistemas de solución para malezas resistentes y fertilizantes”, detalló.

Asimismo, la compañía se asoció con Conicet para crear Y-TEC, un centro de investigación y desarrollo con más de 250 científicos, 46 laboratorios, 12 plantas piloto. Responde a los distintos negocios del grupo YPF en desarrollo y desde su presentación, hace cinco años, lleva lanzados 15 productos. “Es una plataforma que permite acelerar proyectos muy valiosos que vienen del Conicet”, explicó y adelantó: “En pocos meses vamos a hacer un anuncio importante donde le vamos a dar más especificidad al negocio del agro junto al Y-TEC”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas