"La inflación de los costes continúa aumentando con fuerza, lo cual requerirá más subidas de precio y acciones de mitigación a lo largo del año", explica la empresa en el comunicado.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
(Reuters/Denis Balibouse)

Los gigantes de la alimentación mueven ficha. Nestlé ha llevado a cabo una subida de sus precios del 5,2%; la mayor ganancia de un primer trimestre desde los registros disponibles hasta 2010. La compañía ha conseguido mantener un buen ritmo de las ventas (+2,4%, hasta los 22.238 millones de francos suizos) pese a estas subidas, así que augura nuevas alzas.

“En este entorno de desafío, hemos registrado un fuerte crecimiento orgánico de las ventas”, argumenta la empresa en el comunicado. “Aumentamos los precios de forma responsable y hemos visto una demanda del consumidor sostenida”, matizan desde Nestlé. “La inflación de los costes continúa aumentando con fuerza, lo cual requerirá más subidas de precio y acciones de mitigación a lo largo del año”. La compañía sube un 1,58% en bolsa.

Entre las zonas más afectadas está América del Norte, con un alza de los precios del 8,5% en este trimestre. América Latina les sigue de cerca (+7,7%), mientras que en Europa los precios han aumentado un 4,1%. En China, este dato ha decaído un 0,5%.

Occidente está registrando una fuerte oleada inflacionista en sus economías tras la salida del coronavirus. Con la agravante de la invasión en Ucrania, la eurozona disparó su cifra de inflación en un 7,4% en marzo, en gran parte debido al auge de los precios de la energía.

Para Nestlé también es un caso inédito. A modo de comparación, en el primer trimestre de 2020, Nestlé bajó los precios un 0,4%. En 2019, este parámetro había aumentado en un 1,2%. Cifras que había estado rondando la compañía en los últimos doce años, con la subida más elevada siendo la de 2012, cuando Nestlé aumentó los precios en un 4,4%.

La matriz de marcas como los chocolates KitKat, la comida para animales Purina o el café de Nespresso no ha contabilizado al mercado ruso en la cifra de crecimiento debido a “la disrupción de las condiciones comerciales y la decisión de Nestlé de enfocarse en proporcionar comida esencial”. La suiza fue una de las últimas multinacionales europeas en tomar una decisión ante la invasión de Rusia a Ucrania hace casi dos meses.

Entonces, la compañía dijo que “como empresa de alimentación y empleador, [Nestlé] también tiene una responsabilidad ante la gente de Rusia y los más de 7.000 empleados, siendo la mayoría locales”.

Nestlé espera que el crecimiento de las ventas alcance en 2022 un alza del 5%, con un margen operativo de entre el 17% y 17,5%.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas