España |11 marzo, 2019

INLAC | “Ningún ganadero debe recibir menos de 36 céntimos por litro de leche” Rosario Arredondo, INLAC

La presidenta de la Interprofesional Láctea cree que la promoción para recuperar el consumo es fundamental para mostrar el trabajo que hay detrás del brick

“No hay relevo generacional porque la única manera de incorporarse es si heredas la explotación”
Rosario Arredondo es sobre todo ganadera. Natural de Cantabria y luchadora, ha sido de las que han ido rompiendo esos techos de cristal de los que tanto se hablan en nuestros días. Primera mujer presidenta de una cooperativa en Cantabria, primera mujer que entró a formar parte de la Comisión Ejecutiva nacional de COAG y, desde el mes de noviembre, primera mujer presidenta de una interprofesional, en este caso de la Interprofesional Láctea (Inlac).

Acostumbrada a bregar a diario, su nuevo puesto se lo exige. El sector lácteo no sale de una crisis que ella bien conoce ya que cuenta con 150 vacas en su explotación en el valle de Soba: “Me encanta la ganadería, no lo cambiaría por nada del mundo”

-¿Háblenos de su explotación?

-Desde hace 13 años tengo una sociedad junto con mi yerno y mi hija porque mi marido está jubilado.

-¿Le costó convencer a su hija?

-No, al contrario, siempre le ha gustado.

-¿Tuvo problemas con la titularidad compartida cuando trabajaba su marido?

-Cuando mi marido se jubiló tuve que ir al notario para que mi marido me cediera todo a mí. Me sorprendió saber que hasta ese momento no tenía nada, cuando los dos juntos habíamos empezado la explotación de la nada. Pensaba que lo teníamos al 50%, pero no era así.Todos los derechos los tenía él. Yo aconsejo a todas las mujeres que hagan la titularidad compartida, porque puede pasar cualquier cosa y que se queden si nada.

-¿Hay muchas mujeres ganaderas?

-Muchas. Por ejemplo, en la Cornisa (Cantábrica) posiblemente el 90% del ordeño lo haremos las mujeres. En Cantabria, el 52% de los que estamos dados de alta somos mujeres. Y en nuestra organización, UGAM-COAG, somos más mujeres que hombres.

-Cuando va al supermercado, ¿mira a la estantería de la leche?

-Siempre.

«Cuando miro los precios de la leche en los supermercados pienso en que hago el tonto ordeñando mis vacas»

-¿Y qué piensa?

-Lo que hago yo el tonto ordeñando las vacas para que la industria la venda a esos precios. También veo cómo la gente mira el precio y coge lo más barato, sin tener en cuenta el origen o los valores nutritivos. Ahorran en la leche y luego lo gastan en otras tonterías.

-Este lunes, el FEGA publicaba que la producción ha descendido un 1,8%, que ha habido un ligero repunte del precio hasta los 0,33 céntimos el litro ¿Cuál sería el precio justo?

-Menos de 0,36 céntimos el litro no teníamos que cobrar nadie. Yo estoy cobrando 0,31 y no me queda nada de nada. Llegar a fin de mes y que a veces no te quede nada… es muy triste.

-¿Se puede vivir así?

-En el medio rural tenemos huerta, terneros o gallinas que matar… En las zonas rurales nos ahorramos muchas veces el gasto de supermercado con lo que nosotros mismos producimos.

-Según datos del Observatorio del Mercado de la Leche de la Comisión Europea, en Europa hubo en 2018 un aumento de la producción del 0,9%, el 1,4% más en España si comparamos los datos con 2017. Ayúdeme a entender este galimatía…se produce más, con precios estancados o a la baja, con menos explotaciones….

-La no rentabilidad nos hace pensar que producir más no hará ganar más. Tenemos tendencia a seguir creciendo para ver si así ingresamos más. En el 2018 hemos perdido 800 ganaderos, y, sin embargo, hemos producido más.

-Los últimos datos publicado por el FEGA reflejan un pequeño repunte del precio en el ovino y caprino… sin embargo, con un descenso en la producción.

-Ha subido más el caprino que el ovino porque se está exportando mucho para queso de cabra. Ahora el problema es que se necesita más producción porque en los dos últimos años cayó el número de ganaderos por los precios.

«Ahora el problema el caprino es que se necesita más producción para exportar»

-Vamos para cuatro años del fin de las cuotas lácteas y los problema endémicos del sector no han desaparecido. ¿Es un problema estructural español?

-No es un problema de España, sino de la liberación de la producción. Desde COAG estuvimos en contra. Los que celebraron el fin de las cuotas ahora están viendo que no ha sido la panacea.

-¿Es posible la vuelta de las cuotas?

-Si me piden opinión, sí. Pero no se habla de ello. En la Unión Europea sí que se habla de regular de alguna manera la producción.

-Se ha pasado de las 17.090 granjas que existían en enero de 2015 a 14.424 tres años más tarde, un recorte de un 15%: el equivalente a 2,5 granjas cada día. ¿Es todo por los bajos precios y la sensación de crisis constante?

-Las explotaciones se cierran porque la media de edad de los ganaderos está por encima de los 50 años. Tenemos un gran problema con el relevo generacional. Es un sector muy duro porque tienes que estar pendiente todos los días, todo el año. Es un sector muy esclavo y luego, además, no se obtiene rentabilidad. La única manera de incorporarse es si hereda la explotación de sus padres.

«La macrogranja de Noviercas me ha quitado muchas horas de sueño. No la quiero. Lo que quiero es que se hagan políticas para incorporar jóvenes»

-¿Son proyectos de macrogranjas como el de Noviercas la consecuencia a la falta de relevo generacional?

-A mí Noviercas me ha quitado mucho el sueño. No la quiero de ninguna manera. Quiero que se hagan políticas para que se facilite la incorporación de jóvenes y evitar que caigan los que estamos. Los ganaderos somos necesarios en el medio rural, fijamos población… Tienen que hacer políticas para que no nos dejen abandonados. Noviercas o la que hay en Navarra de 5.000 vacas, no es la solución. Además, en este tipo de explotaciones suelen tener mano de obra externa y a mí me gustaría saber en qué condiciones les tienen para que sea rentable….

-¿Tiene España un espejo en Europa en el que fijarse?

-Yo tengo referencias de Francia, donde los agricultores y ganaderos son tenidos muy en cuenta. Aquí hemos sido siempre los mindundis. Allí cobran más ayudas, se organizan mejor, en su interprofesional pueden hacer cosas que aquí no nos dejan….

-¿Puede poner algún ejemplo?

-En muchas granjas tienen venta directa. España está en Europa como Francia y Austria, donde un ganadero mata un ternero, lo despieza y lo vende directamente y saca para vivir dignamente. Aquí estamos trabajando para ello, pero no lo hemos conseguido.

-¿Por qué?

-Los políticos te ponen muchas pegas. Te obligan a hacer unas instalaciones que no son asequibles para tu economía. Si voy a cuajar 100 litros de leche, ¿cómo voy a necesitar una infraestructura que cuesta millones? Son exigencias ridículas.

-Lleva más de una década en Inlac. ¿Cómo la resumiría?

-Hay mucha diferencia de pareceres porque estamos industria y opas, por lo que hay mucha discrepancia de pareceres. Ha habido épocas en las que yo la he pasado muy mal porque nos consideraban los bichos por las ideas que llevábamos.

«Tengo esperanza en que la normativa del etiquetado del origen nos favorezca»

-¿Por dónde pasan las líneas básicas de su etapa en Inlac?

-En 10 años ha bajado un 30% el consumo, pero con las campañas nacionales que hemos empezado, el año pasado ya hemos logrado detener ese descenso. El trabajo con los consumidores es fundamental para que sepan todo el trabajo que hay detrás del brick de leche. Esto es prioritario para la Inlac. Y también, evitar que descienda el número de ganaderos.

-Según datos del Ministerio, en enero de 2018, la leche líquida evolucionó negativamente respecto a 2017 cayendo un 1% en volumen y un 2,6% en valor. Los derivados lácteos, sin embargo, aumentaron su demanda un 3,9%. ¿Está cambiando el consumo?

-La leche líquida cada vez tiene menos aceptación. También hizo mucho daño todas estas bebidas que las llamaban leche pero que nada tenían que ver como la soja, almendra… El queso sí que tiene tirón, pero aquí el problema es que hay mucha importación a bajo precio, que habría que ver su calidad, que hacen una competencia a nuestros quesos.

-Llevamos un mes desde la entrada en vigor del etiquetado del origen de la leche, ¿cree que ayudará a los productores locales?

-Yo creo que sí. Además, cada vez hay más gente concienciada de que consumir leche de aquí nos ayuda. Tengo esperanzas de que esta medida nos favorezca.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas