Centroamérica |23 mayo, 2018

Negocios | No repunta la industria lechera tras paso de María

Impera el temor entre los ganaderos del País.

A ocho meses del azote del huracán María y según pasa el tiempo, se suman los retos para el sector del ganado de leche, con la pérdida de más animales, altos costos operacionales para las vaquerías y una significativa caída en la producción retos que, de continuar como hasta ahora, en los próximos diez años pudiesen reducir la industria a menos de la mitad de lo que es hoy.

El panorama se complica con la amenaza existente de eliminar los incentivos a la industria y la pobre protección del sector agrícola local ante la importación, aseguró Juan Carlos Rivera, presidente del sector de leche de la Asociación de Agricultores.

Sin embargo, no empece la precaria situación de la industria, todavía en la Isla se sigue decomisando leche. Desde el paso del María, en la Isla se ha decomisado cerca de 11 millones de cuartillos de leche. En la actualidad, transcurrido ya ocho meses del desastre atmosférico, todavía se decomisan 450,000 cuartillos de leche quincenales, cifra que ha mermado gracias al mercado de Santo Domingo, donde están exportando parte de la producción local. Si dicha oportunidad no hubiese existido, se estuviese decomisando alrededor de un millón de cuartillos.

“Estos números pudiesen haber sido más altos si no hubiese sido por Indulac, que incrementó su compra ante la fuerte demanda de producción de la leche UHT tras el paso de los huracanes por la Isla”, indicó Rivera.

Pero el decomiso de leche no parece ser el problema mayor de la industria. Para Rivera, es altamente preocupante el continuo cabildeo que tiene que estar realizando la industria para lograr que se mantengan los incentivos que hoy reciben. Acentuó que de eliminarse los incentivos y subsidios, la industria pudiese colapsar, ya que en la actualidad han visto reducir sus vaquerías en un 7% -de 280 que existían antes de María ya van por 261-. Aseguró que en los próximos días estarán cerrado tres vaquerías adicionales. Asimismo, han visto reducirse los empleos en 2,000 en toda la cadena, desde las vaquerías hasta el punto de distribución.

“En diez años, de continuar este patrón que llevamos, estaremos vendiendo unos 100 millones de cuartillos al año, de alrededor de 220 millones que vendemos hoy. Eso representa menos del 50% de esta industria, lo que redunda en un 50% menos de vaquerías, empleos, producción, de todo. En eso se convertirá nuestra industria si no se hace nada al respecto”, dijo.

Causas de la caída

Las razones de la situación actual parecen ser variadas. Según Rivera, una de las razones es que las elaboradoras Suiza y Tres Monjitas no han logrado recuperar sus ventas después de María, manteniendo las mismas un 20% por debajo. Esa merma la adjudicó a su vez a la emigración y por ende hay menos niños en las escuelas, lo que ha reducido significativamente la demanda de leche de los comedores escolares.

A ello sumó el cierre de escuelas y los programas de ‘interlocking’, los cuales entienden en nada abonan a que los niños patrocinen el comedor escolar, ya que los que salen comen en sus casas y los que llegan ya hicieron lo propio.

Asimismo, Rivera mencionó el prolongado tiempo sin luz, lo que permitió que la gente se acostumbrara a la utilización de la leche UHT, la cual aunque experimentó un alza en ventas, igualmente abrió, de manera desmedida, el mercado para la importación.

“Si se protegiera el mercado de estas importaciones, la industria estaría estable. Nuestra industria ha sido víctima de la dejadez de las elaboradoras, principalmente Suiza Dairy, que se ha convertido en el principal importador de leche evaporada. Si esa leche se produjera en la Isla, nos representaría la venta de 30 millones de cuartillos adicionales. Lo lamentable es que localmente no existen las herramientas para parar la importación de esas leches, lo cual va en detrimento de la producción del País”, manifestó Rivera.

El ganadero entiende que este año la producción local deberá alcanzar los 230 millones de cuartillos, de los cuales Indulac deberá comprar 50 millones de cuartillos, las elaboradoras unos 140 millones y el restante se seguirá decomisando y exportándose hacia Santo Domingo.

Evolución como opción

En entrevista previa con EL VOCERO, el secretario de Agricultura, Carlos Flores, expresó su optimismo en torno al sector lechero, pero acentuó que ser necesita evolucionar. Explicó que si hay menos jóvenes y escolares, y la población mayor de 65 años sigue en aumento, se deben elaborar productos dirigidos a ese segmento y así buscar nuevas oportunidades de negocio.

El funcionario enfatizó que la industria lechera, al igual que otras, va a pasar por un proceso de transición y de ajustes en el que la eficiencia y los mercados son los que van a dictar su futuro.

Autor: Ileanexis Vera Rosado
Fuente: EL VOCERO
Link: https://www.elvocero.com/economia/no-repunta-la-industria-lechera-tras-paso-de-mar-a/article_b16282de-5dc5-11e8-9d6c-4b978ee95fc3.html

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas