El alcalde Eric Adams inicia una nueva batalla alimenticia en la ciudad: oponerse al consumo de la golosina y su variante leche chocolatada en las escuelas
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto de archivo: vaso con leche chocolatada

El alcalde de la principal ciudad de los Estados Unidos, Nueva York, tiene una batalla personal contra el consumo de chocolate. Eric Adams se autodefine como el primer alcalde vegano de una ciudad que hasta le ha dado el nombre a uno de los cortes de bife más famosos del mundo, el New York steak (tal como se conoce al Bife de Chorizo en Estados Unidos).

Desde antes de ser el primer alcalde vegano, Adams ya había propuesto que se prohibiera la venta de chocolate y leche chocolatada en las escuelas de Nueva York, pero ahora tiene el poder para hacerlo ya que controla el distrito escolar más grande del país. Las escuela públicas de la ciudad de Nueva York tienen más de un millón de alumnos.

“Estamos teniendo la conversación. ¿Deberíamos tener chocolates y leche chocolatada en las escuelas? No pienso convertirme en una niñera como alcalde, pero debemos asegurarnos de que nuestros niños tengan opciones”, decía desde una rueda de prensa el alcalde Adams.

Si bien aún no ha hecho la propuesta concreta de prohibir estos alimentos en las cafeterías de los colegios, Adams ha confirmado públicamente que el tema está en discusión en su administración. Nueva York no sería la primer municipalidad en hacerlo. Las ciudades de San Francisco y Washington ya han quitado la leche chocolatada del menú de las escuelas, en una pelea que les costó enfrentarse al poderoso cabildeo de la industria láctea.

Diez años atrás, Los Ángeles (que es el segundo distrito escolar del país, solo por detrás de Nueva York) prohibió la leche chocolatada en las escuelas, pero cinco años después dio marcha atrás en su decisión porque en una investigación pública se descubrió que el distrito de escuelas durante años había tirado comida válida, especialmente leche, a consecuencia de esta política.

Pero el estado de Nueva York es uno de los principales productores lácteos del país. Es esperable que la industria se oponga a un cambio como este, y podría esperarse que encuentren una aliada en la gobernadora Kathy Hochul, demócrata al igual que Adams, pero muy alineada con la industria láctea.

Cuando en 2019 Adams era el presidente del condado de Brooklyn propuso por primera vez que se prohibieran las leches chocolatadas en las escuelas, una propuesta que elevó a su predecesor en la alcadía, Bill de Blasio, alegando que era una bebida que contenía demasiado azúcar accesible de manera muy simple para los menores.

En su momento, Adams le propuso al departamento de educación de de Blasio que iniciaran un programa piloto para esta prohibición, un hecho que nunca llegó a concretarse.

“Estamos comprometidos en ofrecer opciones saludables a los estudiantes en las escuelas, y tenemos una mirada holística del bienestar de los niños. Vamos a incorporar al debate a todos los actores en este tema”, indicaba la vocera de Adams, Amaris Cockfield.

Adams dio un primer paso en el tema de las dietas saludables estableciendo los viernes veganos en las escuelas de la ciudad, donde por ahora la única excepción es la leche chocolatada que sigue sirviéndose inclusive los viernes.

“Todos nos unimos para hablar de obesidad infantil, de diabetes, pero vamos a las escuelas y vemos que los alimentos que ofrecemos son la fuente de estos problemas”, indicaba el alcalde.

Nueva York ya ha intervenido en el pasado en la dieta de sus resientes. Cuando Michael Bloomberg era el alcalde prohibió la venta de gaseosas en tamaño extra grande en la ciudad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas