Ricardo Osella, productor tambero, comentó que el precio de la leche para los productores ha aumentado y ésto permitirá a los tamberos recuperar inversiones y pagar deudas.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ricardo Osella, productor tambero, habló con Micrófono Abierto acerca de la realidad tambera que en estos días presenta un panorama positivo.

“El precio de la leche al productor viene subiendo, le falta llegar al precio justo, porque nuestro costo de producción está alrededor de lo que vale el kilo de leche en polvo, que es el precio internacional, y para llegar a eso falta bastante”, manifestó Osella en Radio Río Cuarto.

Si bien en estos días se habla de que hay un faltante de leche, Osella expresó que esto se debe a determinadas circunstancias “como la caída de la producción, que depende de cómo se alimentó la vaca en el año anterior y nosotros venimos de una sequía, de una corrida cambiaria y por ende las vacas se alimentaron mal o de menor manera y hubo una producción menor”.

A raíz de la menor producción el precio aumentó y mejoró en 10 y 10.20 pesos en la zona y se espera una suba de unos 40 centavos, “el precio comienza a acomodarse, pero venimos de un año muy malo y hay que recuperar inversiones y pagar deudas”.

El experimentado tambero explicó a nuestra emisora que “las industrias por la tasa de interés no tienen stock, no tienen inventario, porque tener la plata parada los ha llevado a vender y no tener stock de quesos, ni de leche, no hay con qué responder a la demanda”. Además agregó que a raíz de que ha subido el precio por la sequía en Nueva Zelanda, la industria retiene lo que puede y trata de diferir para poder exportar un poco más. “Se prevé un aumento en el precio internacional de un 13% en dólares, y varios analistas consideran que puede llegar a un 15%. El negocio se pone más competitivo e interesante, pero el tema es que uno actúa ahora y los efectos se ven de acá a un año”.

Osella se mostró muy positivo a pesar de las duras circunstancias que ha atravesado la lechería, “quienes estamos todavía parados, a pesar de lo que vivimos en este tiempo, vamos a cosechar frutos de este esfuerzo que se producirá de aquí a un año”.

Osella comentó que no se han cerrado tantos tambos porque ya no hay demasiados por cerrar y los que han resistido hoy están en condiciones de recuperarse, “la verdad es que no conozco nada más grande que la esperanza de los tamberos”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas