El director de Lechería de la Nación Alejandro Sammartino dijo que “en parte era previsible” que la producción haya bajado más de un 8% en el primer trimestre, aunque pronosticó que la producción terminará 1 o 2 puntos arriba de 2018 en este año. Respondió a las críticas de CRA.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El ingeniero Alejandro Sammartino dijo que “en parte era previsible” que la producción haya bajado más de un 8% en el primer trimestre, “porque si uno toma la serie histórica la producción sube si el clima acompaña, sube si la leche tiene una buena relación con el maíz y la soja, y sube si hay una expectativa favorable, y lo que sucedió es que si bien hubo una primavera beneficiosa y eso implicó que los productores aumentaran la cantidad de forraje verde en las dietas, y bajaron los niveles de concentrado, porque insisto la primavera acompañaba, pero cuando llegó el verano y apareció el calor y la humedad, y la falta de bienestar de las vacas se cayeron las producciones”.

El titular de Lechería de la Nación dijo que cuando evaluó los datos del SIGLEA, “nos encontramos con que se adelantó la caída estacional y se produjo una caída más abrupta, ya que no fue como es habitual algo gradual, como sucede desde noviembre-diciembre hasta marzo-abril”.

El funcionario señaló que “lo que vemos es que la peor baja ya ocurrió y las remisiones de leche van a empezar a subir. Nosotros esperamos que la producción vaya subiendo lentamente, ya que las relaciones entre la leche; y el maíz y la soja están sus mejores valores, y conviene incorporar concentrados, lo que sucederá con el comienzo de las nuevas lactancias”, dijo Sammartino y añadió: “Esperamos que el segundo semestre compense las caídas del primer semestre, y terminemos el año arriba de vuelta”. En esta dirección dijo que “en 2018 terminamos con 4,3% arriba de 2017, y mi expectativa conservadora es que terminemos 1 o 2 puntos arriba de 2018 en este año”.

Los contratos de futuro generan expectativa

Preguntado sobre lo que van generando los contratos de futuros en leche indicó: “Primero hay mucha expectativa, nosotros tenemos muchos pedidos y nuestro principal problema es de índole práctico, ya que tenemos muchos interesados de la producción y la industria que nos dicen quiero comprar un contrato, o quiero vender a futuro, pero nos está faltando esa construcción de mercado, con jugadores que entran a especular, para hacer volumen, pero no se están encontrando las puntas. La buena noticia es que el presidente del Banco Nación anunció que la entidad va a empezar a jugar, y estamos terminando la normativa, y cuando haya volumen este mercado se va a ir desarrollando”. Destacó que con el precio de referencia del SIGLEA, que permite generar un contrato hacia adelante, y en términos de cobertura, permite jugar con el mercado de futuros. “Con esas dos herramientas va a bajar el riego del negocio”, sentenció.

Contrapunto con Confederaciones Rurales Argentinas

En Expoagro, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, lanzó duras críticas hacia la gestión del director nacional de Lechería, Alejandro Sammartino, sobre quien aseguró que “defiende a la industria” y que “debería renunciar”. El dirigente ruralista dijo que espera que si el presidente Mauricio Macri es reelecto, este funcionario no esté entre los nuevos responsables del área. “Cuando una persona defiende tanto la posición de la industria, cuando no se da cuenta de que va causando daño por donde va pasando, y provoca daño en la gente a la que a mí me toca representar, yo no voy a gastar un minuto en defenderlo. Es un tipo que no puede estar en la administración pública por el daño que ha hecho”, afirmó, para añadir que hoy se está viendo “la verdad de la lechería. Está aflojando la exportación, cae la producción y caen las vacas en ordeñe. Es una realidad que no puede tapar. Puede tratar de encubrir, pero taparla no puede”.

Frente a ello, y preguntado puntualmente por este tema, Sammartino indicó que las mesas lecheras de Córdoba, Santa Fe, Mar y Sierras y la cámara del Oeste de Buenos Aires reafirmaron su alineamiento con la mesa de trabajo impulsada por el gobierno, y por ende es toda una respuesta a esas críticas. “Me parece que a Chiesa le contestó el sector diciéndole que no está de acuerdo con la incitación a la violencia, y en tono irónico yo diría que también no veo la hora de terminar porque la administración pública te cansa”. De todos modos, el funcionario defendió lo actuado en su gestión: “Estamos haciendo un trabajo estructural que no luce en términos de la macroeconomía, si vos tenés devaluaciones de por medio es muy complicado tener algo que luzca; pero nosotros estamos convencidos que la agenda que estamos llevando adelante no la estamos haciendo a espaldas del productor o la industria. Esta idea de CRA que nuestros intereses son diferentes a los del sector es desconocer que la agenda la lleva una mesa integrada por productores e industriales”.

Dijo a modo de ejemplo que hay en marcha una mesa que está trabajando en el perfeccionamiento del SIGLEA, una mesa de comercialización que trabaja en el pago por calidad, en la implementación de protocolos de arbitrajes, trabajos por la exportación, “eso es darle la espalda al productor?” se preguntó. Al mismo tiempo subrayó: “Invito a CRA a trabajar con nosotros, en lugar de estar en la vereda del frente diciendo lo que se debe hacer”.

Respecto al precio de la leche, dijo a modo información -sin dar nombres propios- que “hay grupos de productores que están acordando precios en todas las provincias tomando como referencia al SIGLEA, y los precios de contratos a un año varían desde SIGLEA+2% hasta SIGLEA+9%”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas