Uruguay |30 noviembre, 2018

industria | Pili: la caída de otra industria que desnuda los problemas del sector lechero

“Hoy me tocó recibir la leche y envasar el último queso por última vez”. La expresión corresponde a Mauro Santos (39), un jefe de planta de recibo y envasado de la leche en Pili, que contó a El Observador que estudió lechería con el sueño de trabajar en la empresa láctea sanducera, lo que hizo desde el año 2009 hasta este miércoles 28, cuando la planta dejó de recibir leche de los productores.

Pili fue fundada en el año 1962 por Homero Nolla y se convirtió en una referente industrial en el sector lácteo, sobre todo en quesería.

“Pili es un emblema en Paysandú y estoy orgulloso de trabajar y pertenecer a la industria láctea. Hoy –miércoles- la verdad que se me tentó un lagrimón cuando envase el último queso y le envíe un mensaje a mis patrones diciendo que para mí era un día muy triste, porque tengo dos hijos por un lado y me duele la realidad del país independientemente de los colores políticos”, dijo Santos a El Observador. Actualmente, esta industria empleaba a unos 130 trabajadores, de los cuales alrededor de 40 se encontraban en seguro de paro.

Santos agregó que Pili es la segunda fábrica de América Latina con esa tecnología y que Uruguay “se da el lujo hoy de tener la quesería número dos de toda la región cerrada”. La empresa sanducera atravesó serios problemas económicos desde el año pasado luego de haber realizado inversiones en su planta industrial que no pudo recuperar por una menor producción de materia prima. El viernes 10 de agosto Pili se presentó a concurso de acreedores tras sumar deudas por US$ 60 millones. Con el BROU tiene un pasivo por unos US$ 40 millones.

El síndico de Lideco, Fernando Cabrera, dijo este lunes a El Observador que están avanzadas las negociaciones para que todo lo que remiten los productores de la zona norte sea recibido por Conaprole, alrededor de unos 50.000 litros, mientras se termina de laudar el futuro de Pili. Este viernes 30 vencerá el llamado a licitación que se lanzó para que potenciales inversores que pretendan adquirir el complejo industria se presenten.

El cierre de Pili la transforma en la tercera industria láctea que deja de trabajar desde 2015. En febrero de ese año cerró Ecolat en Nueva Helvecia y 400 personas quedaron sin empleo. Unos meses después, en junio, le llegó el turno a Schreiber Foods y 170 trabajadores siguieron el mismo camino.

La caída del precio internacional con baja de los precios hasta la mitad después de alcanzar la tonelada de leche en polvo los US$ 5.000, más el descenso abrupto de los negocios con Venezuela –que además mantiene deuda de decenas de millones de dólares con Conaprole-, generaron inconvenientes en la industria láctea que las gremiales del sector vienen advirtiendo desde hace un buen tiempo, con una acentuada disminución de productores que refleja otra de las señales de las disfuncionalidades que atraviesa la economía uruguaya en estos momentos y el agro en particular.

Según un comunicado de las gremiales lecheras publicado este miércoles, cada mes diez productores lecheros abandonan el sector. “Son familias y trabajadores que se ven obligados a dejar sus tambos porque el precio que reciben por su leche no alcanza para pagar los costos de funcionamiento…La cadena productiva láctea tiene más de 2.800 productores en una punta y a la principal empresa exportadora del país por otra (Conaprole con unos 2.000), en un modelo cooperativo, orgullo de todos los uruguayos. Hoy esta realidad se ve amenazada seriamente y no vemos reacción ni conciencia en quienes toman decisiones de gobierno para salvar a miles de familias que están viviendo amenazada su forma de vida”, se expresó en el documento, en el que también se informó la resolución de retirar a los representantes de las gremiales del Instituto Nacional de Leche (Inale).

En este sentido, el presidente del Inale, Ricardo de Izaguirre, dijo que en momentos de dificultades como estos no piensa dar un paso al costado y que aunque no comparte la decisión, la comprende. Agregó a su vez que Uruguay tienen un lugar privilegiado en la inserción de lácteos a nivel mundial, al no haber espacio para nuevas medidas de parte del Poder Ejecutivo, la recuperación de la “lechería dependerá de los precios internacionales”.

En agosto de este año el gobierno efectuó un préstamo de US$ 1,5 millones a Pili, para que la empresa pudiera pagar las deudas que mantenía con los productores lecheros. También el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) otorgó créditos a los productores por un total de US$ 300.000.

“Como el mercado tiene esos vaivenes es importante apañar el sistema y amortiguar los mensajes internacionales para que no peguen directamente en el sector primario, que no tiene para atrás un eslabón a quien derivar la dificultad de precios. Está documentado que en la realidad los costos en relación a los precios que se reciben están muy pegados en este momento, por lo que se requiere de generar medidas de salida para la situación actual, así como también de contención para el sistema hacia el futuro”, comentó de Izaguirre al programa Valor Agregado de Radio Carve.

En tanto, el subsecretario de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Gerardo Perera, dijo a El Observador que la determinación de retirar momentáneamente los delgados de INALE responde a que las respuestas que se han obtenido del Poder Ejecutivo ante los planteos no han tenido éxito. “No tiene ningún sentido mantener a los delegados porque han tenido muy poca respuesta”.
Nueva baja en los precios a los productores

Otro golpe más para los productores de leche uruguayos se dio este miércoles cuando Conaprole anunció que el precio de la leche que va a pagar la empresa tendrá una nueva baja, en este caso de con una descenso en general de 2,5%. Según Perera, este anuncio marca el comienzo para todos los productores de “producir a pérdida”.

“Hoy estábamos en el mejor de los casos empatando, pero este nuevo escenario implica producir a pérdida. En la Asamblea de los 29 –donde le presidente de la cooperativa ya había adelantado esta baja- le pidieron a la empresa que se achicaran los costos y gastos de funcionamiento al máximo para no seguir ajustando el precio. Por otro lado, no se puede obviar el costo elevado que hay tanto para productores como para las industrias, sumado al precio internacional de la leche que viene con una tendencia marcada a la baja”, señaló.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas