El conflicto entre Rusia y Ucrania no sería un factor relevante para el comercio de leche y productos derivados de esta, puesto que desde 2014 la Unión Europea prohibió a las naciones occidentales comerciar con este país.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Incluso el mercado internacional ha presentado un déficit de ciertos alimentos derivados de la leche, que se agravaría debido al aumento en el costo de los servicios de transporte marítimo.

La incertidumbre nacional y global debido al cambio de gobierno en Chile y el conflicto entre Rusia y Ucrania han disminuido los rendimientos de la industria lechera, dijo el vocero de la Asociación de Productores de Leche de Biobío, quien en entrevista con diario La Tribuna indicó que el descenso podría darse estacionalmente, debido a las situaciones coyunturales de este año y que sus efectos podrían no ser permanentes.

El presidente de la Asociación de Productores de Leche de Biobío (Aproleche Biobío) y director de la Federación Gremial Nacional de Productores de Leche (Fedeleche FG), Juan Pablo Aruta, dijo a diario La Tribuna que “el tema de las exportaciones ha ido decayendo en los últimos meses producto de que hay un menor ingreso de leche y una mayor demanda, lo que hace que los precios tiendan a subir y la falta de mecanismos para equiparar las alzas de costos de la producción que ha habido producto del aumento en el precio de los insumos a nivel internacional, como son los combustibles, los fertilizantes y los agroquímicos, que han invertido los niveles de producción que nosotros esperábamos”.

Aruta explicó que los niveles de rendimiento en la industria lechera de la región, así como la salida de productos lácteos de Chile al mundo “han ido cayendo en los últimos meses debido a las condiciones climáticas y los costos de producción, que han llevado a ver una menor disponibilidad de leche dentro del país. En el caso de las exportaciones no hay que equivocarse, porque una disminución de las exportaciones puede ser una situación coyuntural y temporal y no algo permanente”.

ANOMALÍAS EN MERCADOS NO PERMITIRÍAN SABER SI FENÓMENO DURARÁ

El vocero de Aproleche Biobío agregó que el descenso en el índice de exportaciones de lácteos nacionales “podría estar dándose de forma estacional que se ve este año en especial por la incertidumbre que hay a nivel global, por lo que hay que ver las cifras que se están dando con mucho cuidado, considerando que no hay un periodo más largo para analizar y contrastar. Indudablemente estamos en una situación bastante incierta a nivel país y a nivel global que no permite proyectar cuáles pueden ser los resultados o consecuencias de lo que está pasando, por lo tanto creo que lo que hay que hacer hoy es mirar las cifras con cautela y esperar más tiempo para sacar conclusiones”. Juan Pablo Aruta indicó que se pueden esperar “cambios importantes en las importaciones y exportaciones porque a nivel global vamos a empezar a ver distintas distorsiones, tanto por la crisis rusa-ucraniana como por los aumentos de costo del combustible y falta de materias primas”.

El director de Fedeleche explicó que “sacar conclusiones en este minutos es muy riesgoso, podríamos ver distorsiones en los mercados que el mundo hace muchos años no había visto porque no se había visto enfrentado a un escenario como el actual, por lo tanto considero que tenemos que ser cautos y mirar atentamente las cifras para ir haciendo las correcciones correspondientes en los mercados”. Respecto a las importaciones de productos derivados de la leche a Chile, el dirigente de la Asociación de Productores de Leche de Biobío indicó que “también han sufrido cambios que no son normales, al mercado internacional de hecho le faltan ciertos productos y el encarecimiento de los fletes también llegará a frenar un poco las importaciones, haciéndolas también más caras, por lo que hay toda una suerte de shock por toda esta situación post pandemia, pero en este minuto no podemos tener certezas sobre lo que ocurrirá más adelante para analizar los resultados en el mediano o largo plazo”.

CONFLICTO ENTRE RUSIA Y UCRANIA NO INCIDIÓ EN EL DESCENSO

Según un estudio citado por la Federación Gremial Nacional de Productores de Leche en su sitio web, realizado por el Atlas del Comercio Global, “el impacto del conflicto bélico a consecuencia de la invasión de Ucrania por Rusia tendrá poca incidencia directa en los mercados lácteos de la Unión Europea”. Lo anterior debido a que, según dicha investigación, “a la mayoría de las naciones occidentales se les prohibió comerciar productos lácteos (así como muchos otros productos agrícolas) con Rusia desde 2014, cuando el país dirigido por Vladimir Putin se anexionó Crimea. Rusia comercia ahora casi exclusivamente con Bielorrusia, que es el responsable del 85 por ciento de las importaciones totales de lácteos del país ruso”. De hecho, según información del servicio de Aduanas de Chile, durante el año 2021 “los dos principales productos que exportó Chile a Rusia fueron salmones y truchas y las conservas y preparaciones de pescados y mariscos”. De acuerdo a los registros del servicio gubernamental, “de lo tramitado por la Aduana de la Región del Biobío, Salmones y truchas en filetes y congelados sumaron el 81,66 por ciento, conservas y preparaciones de pescados y mariscos 13,93 por ciento, mientras que la leche y otros productos lácteos se transaron por 11,51 millones de dólares”, es decir, menos del cuatro por ciento.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas