Los precios de alimentos básicos como la mantequilla y la margarina se han incrementado hasta niveles récord en Estados Unidos en el último año; en el caso de la mantequilla, su costo se disparó $4.81 dólares por libra en diciembre pasado, lo que sigue poniendo en jaque los bolsillos de los consumidores.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
precio
El precio de la mantequilla y la margarina aumenta 44% en Estados Unidos cuáles son las razones

Los precios de los productos básicos para cocinar en casa se han encarecido a niveles récord en el último año y unas de las alzas más recientes son las de la mantequilla y la margarina, que se han incrementado entre un 31% y un 44%, respectivamente.

Los altos costos de los alimentos han ocupado la agenda pública en los primeros días de 2023, comenzando el año con alzas notorias en el precio del huevo, que en tan solo un mes se incrementó más de 11% según el reporte de diciembre del Índice de Precios al Consumidor (CPI).

Sin embargo, el huevo no es el único que ha visto como sus precios se disparan, pues en el caso de la mantequilla, sus precios aumentaron a $4.81 dólares por libra tan solo en diciembre, comparados con los $3.47 dólares por libra que se pagaban un año antes, de acuerdo con datos del Banco de la Reserva Federal de St. Louis.

Qué ha disparado los precios de la margarina y la mantequilla

Como muchas otras alzas que tienen que ver con alimentos, los productores de margarina en el país señalan a la guerra de Rusia en Ucrania como la causa principal del aumento en los precios de este producto.

De acuerdo con el sector, sus materias primas como los aceites vegetales, de girasol o de soja se han encarecido desde que está vigente el conflicto militar en Europa del este.

Este conflicto armado también es responsable en parte de las alzas en los precios de la mantequilla.

Sin embargo, en el caso de este último alimento, las alzas en sus precios también están impulsadas porque los productores de leche redujeron sus rebaños para controlar los costos de su producción.

“Fue casi como si los productores de leche hubieran tirado la toalla. Básicamente, los rebaños de vacas se redujeron significativamente durante ese mismo período”, apuntó Peter Vitaliano, economista jefe de la Federación Nacional de Productores de Leche, en un reporte para CBS News.

De acuerdo con Vitaliano, los productores de leche optaron por suministrar su producción a las empresas encargadas de fabricar queso, lo que afectó directamente la producción de mantequilla y, por lo tanto, a la demanda de este producto.

El especialista abundó que pasada la crisis de COVID-19 y con la economía abierta en su totalidad, los productores de leche están nuevamente buscando aumentar sus ganados; sin embargo, tomará un tiempo en que los precios se recuperen.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*