Nuestro país enfrenta un Coronavirus (COVID-19) que causa enfermedades respiratorias graves y puede ser mortal para las personas mayores y las personas con sistemas inmunes debilitados.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El COVID-19 es una cepa de la familia de coronavirus que no se había identificado previamente en seres humanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote del nuevo coronavirus como una pandemia y que se refiere a una enfermedad epidémica que se extiende en varios países del mundo de manera simultánea.
En estos momentos, lo primero es la salud de las personas, pero también una buena alimentación es fundamental. El consumo de leche y de productos lácteos es seguro. Actualmente no hay evidencia que sugiera que los coronavirus se propaguen a través de los alimentos o el agua.
De hecho, de acuerdo a la Global Dairy Platform (GDT, por sus siglas en inglés) al dar cuenta del impacto del Covid-19 sobre el sector lácteo mundial, dijo que el virus no se replica en la leche pasteurizada, ni se tiene conocimiento que las vacas lo transmitan al ser humano o viceversa.
En la actualidad, en las salas de ordeño y procesamiento de productos lácteos, la leche como materia prima está en gran medida protegida del medio ambiente y de los operarios, por lo que el riesgo de que el virus se introduzca en la leche es poco probable.
MEDIDAS PREVENTIVAS
Como Fedeleche nos interesa que las personas y las organizaciones pueden combatir la transmisión de este virus reforzando las medidas preventivas.
En la lechería, por ejemplo, hable con sus empleados sobre el coronavirus, cómo se propaga y cómo evitar infectarse.
Recuerde a los miembros de su familia y al resto del personal que se laven con frecuencia las manos con jabón durante al menos 20 segundos.
Evitemos los saludos de manos, abrazos y besos con personas en la lechería o fuera de la misma o tocarnos los ojos, la nariz y la boca.
Todo esto resulta clave a la hora mitigar el riesgo de infección.
Es fundamental a nivel personal y trasmitirles a nuestros trabajadores, el autocuidado para reducir al máximo las posibilidades de contagio, y con ello no diseminar el virus a otras personas, especialmente a nuestros adultos mayores.
Para esto fines difundimos información práctica de prevención a objeto que las operaciones de nuestras lecherías funcionen a toda capacidad. Las 24 horas, los siete días de la semana y trabajamos asimismo en un protocolo que de garantías a la autoridad sanitaria.
El abastecimiento del mercado nacional se va a mantener y es prioritario brindarles las condiciones necesarias a los productores a objeto de garantizar un suministro seguro y adecuado de leche para las personas.
Es importante mantener el funcionamiento de la cadena productiva de todos los tipos de alimentos. El campo no puede parar con el fin de mantener el abastecimiento requerido por nuestra población.
No cabe duda, el coronavirus va a seguir avanzando, hay que tomarlo muy en serio y seguir las indicaciones de las autoridades respectivas y más.
CADENA DE ABASTECIMIENTO
Con el objetivo de analizar y coordinar la situación actual del abastecimiento de alimentos de productos perecibles y agrícolas, como gremio hemos sido integrados a un comité público-privado con representantes de la cadena agroalimentaria y el Ministerio de Agricultura.
Lo anterior, con el fin de asegurar el abastecimiento agrícola y tomar todas las medidas necesarias para no interrumpir, en nuestro caso, la producción, elaboración, distribución y comercialización de productos lácteos y asegurar el bienestar de millones de personas.
En este sentido, como FEDELECHE reforzamos la importancia que tiene la producción nacional, en la que sostiene la seguridad alimentaria de nuestro país, en productos esenciales para todos como lo son la leche y sus derivados.
Como productores lecheros estamos comprometidos con el abastecimiento de leche para nuestra población y hacemos un llamado a la calma a los consumidores para evitar acaparamientos de productos.
Creemos que crear un “distanciamiento social” tiene una justificación relevante para reducir la tasa de infección y evitar que los sistemas de atención médica se vean sobrepasados.
Debemos estar conscientes que la fuerza laboral agrícola no es inmune al coronavirus, y reforzar las medidas para protegerse asimismo y a sus trabajadores.
En cuanto al funcionamiento interno del gremio, hemos estado disminuyendo al máximo las reuniones presenciales y los viajes, reemplazando por video conferencias, y optando por el trabajo a distancia para no exponer la salud de nuestros directores y de nuestros equipos técnicos.
Fuente: Comunicaciones FEDELECHE FG.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas